El Dinero y La Honradez

Gracias a Dios, fui criado en una familia católica y de Buenos principios, en donde la honradez y las buenas costumbres era prácticamente una obligación. Hoy en día estoy más que satisfecho por la educación que recibí, pues me llena de orgullo saber que lo que tengo es producto de mi propio esfuerzo, y eso más que con las palabras, se aprende con el ejemplo.

Mi papá ocupó el puesto de gerente de ventas en una importante empresa del país en los años 70. Me contó una vez que siempre recibió muchas ofertas por la izquierda para que le agregara más materia prima en la venta y no lo facturara, ó para que le diera prioridad a un pedido para que salga más rápido. Me dijo que nunca aceptó ni un solo centavo, y siempre trató de ayudar a sus clientes con las compras en la medida que sea posible y que esto no interfiriera con las normas de su trabajo. Muchos le reclamaron por “pendejo” porque pudo conseguir un buen dinero y darle a su familia una mejor posición, pero su respuesta fue: “Tal vez seré pendejo y quizás no podré darle una vida de lujo a mi familia, pero el día de mañana nadie podrá decirle a mis hijos que su papa fue un ladrón”.

Y así fue, años después cuando decidió renunciar de la compañía, la otra persona que ocupó el puesto accedió a todas esas ofertas por debajo de la mesa; pero hoy le dicen a sus hijos “ellos tienen dinero, pero eso fue por todas las marrullas que hizo su papa”. En cambio, a mí me han detenido personas en la calle que cuando me preguntan: “¿Usted es hijo de Otto Martínez?” y cuando les respondo que sí me dicen “Permítame darle la mano, y decirle que su padre fue un hombre honrado y un hombre serio”. Esas palabras, valen mucho más que toda la fortuna que mi papa pudo haber conseguido, la verdad es que me llena de un orgullo enorme cada vez que me encuentro con algún conocido de mi papa y me dice lo mismo.

Hago esta anécdota, porque hoy en día los valores y las buenas costumbres ya no importan. Recortándome el otro día donde mi barbero, veo que se estaciona en frente un Honda Accord del año, con unos tremendos aros y un equipo de música que se puede escuchar a varias cuadras. Cuando se abre la puerta, para mi sorpresa se desmonta del vehiculo un muchacho conocido del barrio, que hace un par de años atrás lo único que hacia era jugar basketball en la cancha, pues había dejado los estudios. Entra a la barbería, no a recortarse, si no a conversar con los barberos y la gente que estaba ahí, transcribiré una de las conversaciones casi exactamente como las escuché textualmente, por ende habrán palabras mal dichas:

Tipo: Dímelo chamaco
Barbero: Aquí, ya tu ve’ trabajando pa’ la comía. ¿Y esa maquinita?
Tipo: Na, tu sabes que toy en buena ahora. También compre una laptop y un “iPol” pa conetalselo al carro.
Barbero: Montro, ¿y tu sabe brega con to esa baina?
Tipo: No, pero eso e lo que ta de moda y to el mundo lo ta’ usando. Gaste par de miles de dolares en esa baina. Depue encuentro quien me enseñe a usarlo.

Es obvio que este muchacho no consiguió dinero para comprar su vehiculo, equipo de música, laptop, iPod (que ni siquiera sabia pronunciar) trabajando decentemente. A mi no me interesa realmente cómo el haya conseguido dinero para eso, lo que me da rabia es cómo él va a llenarle los ojos este muchacho que esta trabajando decentemente recortando para ganarse la vida; eso no se hace, matarle las ilusiones y esperanzas a aquel que se levanta con el sol de la mañana a buscar la comida de su familia, e incitarle a que haga lo mal hecho, pues es la única forma de conseguir dinero fácilmente.

Como dije anteriormente, me siento muy orgulloso de salir cada día y ganarme la vida honradamente; salir cada día en mi carro modelo 89 un poco viejo y sin aire acondicionado, pero mío; dormir tranquilamente cada noche con mi abanico KDK, y no trasnocharme en un aire acondicionado pensando que alguien me esté buscando para arrancarme la cabeza; salir y caminar libremente sin el temor de que una bala atraviese mi cabeza cobrando venganza. Nosotros los humanos morimos como vivimos, y la única herencia que podemos dejarle a nuestros hijos, más que cualquier posición económica, es la decencia, la honradez y los buenos valores; nunca olvidemos eso.

Noche de Verano

Allí estaba yo sentado, suspirando al ver la tarde caer, y al mirar el cielo, pensé en ti, pensé si te volvería a ver otra vez. Pero te fuiste, y me aseguraste que esta vez era para siempre, y yo, guiado por mi maldito orgullo de macho no te detuve. Como quisiera dominar el tiempo y regresar a aquel instante, tomarte por el brazo, besarte y que olvidaras todo el rollo y nos diéramos otra oportunidad.

De pronto, el timbrar del teléfono rompió en un segundo mi suspiro. Al descolgar el teléfono, no podía creer lo que mis oídos escuchaban: era tu voz dulce y suave que me pedía un encuentro. No sé qué fue lo que provocó esa llamada 6 meses después de aquel día, pero no quise averiguar. De inmediato me puse en marcha lleno de ilusiones, de deseos de verte y tenerte entre mis brazos, y acudí a nuestro encuentro.

Estabas allí sentada en el mismo lugar que te conocí, tan inocente y bella, tan tú, toda perfecta. Me acerqué a ti y antes de que pudiera decirte una palabra, me plantaste un beso que me dejó sin aliento, y me dijiste bien bajito al oído que querías ir a un lugar en donde podrías expresarte por completo, en cuerpo y alma. Accedí a tu petición, y ya cayendo la noche llegamos a mi apartamento.

Entramos, me besaste y lentamente desnudaste mi cuerpo con tu boca. Podía sentir como la vibración de tu piel estremecía todo mi cuerpo. Te detuve contra la pared, entonces fui yo quien te recorrió de pies a cabeza con mis besos. Entonces, ya estábamos que reventábamos de pasión, y me amaste una y otra vez con una sed de calor insaciable que no parecía satisfacerse nunca.

Fue una ardiente noche de verano, no sé si lo soñé ó tan solo lo imaginé; pero aun espero el timbrar del teléfono con tu llamada anunciando nuestro encuentro, para poder entregarte todo este amor y la pasión que todavía llevo dentro.

Situación Embarazosa

Estuve buscando una definición un poco detallada para la palabra “Embarazosa”, pero no encontré mucho. Pero, para lo que quiero expresar, definiré como “Situación Embarazosa” a aquella situación que nos hace sentir incómodos, que nos avergüenza ó nos hace sentir humillados frente a una ó varias personas.

A lo largo de mi vida he tenido varias situaciones embarazosas como mi primer beso, en el cual me puse bastante nervioso y actué medio torpe, y terminaron besándome a mi, en vez de yo a ella; una vez jugando “Marco Polo” en una piscina con mis primos, el cual consiste en cerrar los ojos y atrapar a los demás guiándote por sus voces, sin querer agarre a otra muchacha por la espalda y le desamarré el bikini; otra situación fue que casi nos cachan a mi y a mi novia en casa en pleno acto; y cosas así.

Pero creo que la última que me pasó, rompió todos los records, la verdad es que no tiene comparación. Si alguien considera que lo que me pasó no es nada comparado con algo que hayan vivido, favor de dejármelo saber en un comentario, para sentirme un poco mas aliviado.

Justamente cuando yo solicité mis vacaciones mi esposa comenzó a trabajar, por lo que tuve que hacerme cargo del cuidado de mi hijo porque no había tiempo de buscar a quien lo cuidara. Una de esas tardes, suena el teléfono y sucede lo siguiente:

Yo: Buenas tardes
Muchacha: Buenas, ¿ese es el 809,788-XXXX?
Yo: Sí, ¿con quien desea hablar?
Muchacha: Deseo hablar con el dueño de la línea
Yo: El teléfono está a mi nombre señorita, dígame ¿en qué puedo servirle?
Muchacha: Fíjese, de ese numero llamaron a un concurso electrónico en el cual se registran las llamadas, y usted ha sido seleccionado como ganador de RD$20,000.00 pesos, por eso estamos confirmando si la línea está a su nombre, porque cuando se marca solamente queda registrado el numero de teléfono, por ende, solamente puede retirar el premio el dueño de la línea con un comprobante de pago.
Yo: Señorita, yo no he llamado a ningún sitio, ahora mismo estoy cambiando a mi bebé y no tengo tiempo para bromas, así que le agradecería que me deje tranquilo.
Muchacha: Espérese, ¿no habrá llamado otra gente de su casa? El concurso es de preguntas sobre las novelas del canal 5.

En ese momento, recordé que desde un tiempo mami se había vuelto súper fanática de esas novelas mexicanas que dan en el canal 5 en donde todo es un melodrama: el protagonista es millonario y la protagonista pobre y es humillada por la familia del novio, pero resulta que la persona a quien la familia del novio le debe un viaje de cuartos, es el papa perdido de la protagonista, el cual muere y le deja todo el dinero a ésta, provocando que tome venganza sobre cada uno de los miembros de la familia del novio que la humilló, para luego casarse con el protagonista y terminar la novela en boda; también, las mujeres se levantan de la camada nítidas, peinadas y con maquillaje; lo mismo pasa si están en una playa ó en una piscina.

Bueno, el caso es que se me ocurrió que mami, al ver las novelas del canal 5, podría haber llamado al concurso, así que le digo a la muchacha que me espere unos minutos en línea para yo confirmar con mi mamá. Llamo a mami al celular y efectivamente fue ella quien llamó, le confirmé a la muchacha y ésta me dijo que me llamaría como en una hora para hacer la grabación de la llamada, me iban a llamar y yo tenía que hacerme como el que no sabia nada y sorprenderme. El caso es que me llaman, tuve que decir mi nombre y que soy “fiel admirador de las novelas del 5”, no le di mente porque era una llamada telefónica, nadie me iba a reconocer y era una muy buena causa porque mami necesitaba el dinero, fue entonces cuando sucedió lo inesperado:

Muchacha: Muy bien joven, ya terminamos con la grabación de la llamada, saldrá al aire esta misma noche después de la ultima novela, dígale a su mama que sintonice el canal. Tiene que venir la próxima semana a buscar el cheque con una copia de la factura telefónica para confirmar que realmente esta a su nombre, y venga bien presentado porque lo vamos a grabar mientras le entregamos el cheque.
Yo: ¿De qué usted me está hablando?, pero ya hicimos la llamada, solamente entréguenme el cheque y ya
Muchacha: Tenemos que grabarlo, porque es lo que verifica la veracidad del concurso. La mayoría de las personas creen que esto es arreglado.
Yo: Bueno, pero yo voy a buscar el cheque y mi mama que salga recogiendo el cheque en mi representación
Muchacha: Lo siento, pero solamente puede usted recoger el cheque, y solamente usted puede salir en la entrega.

Yo quise que me tragara la tierra. Imagínense, yo recogiendo un cheque por un concurso el cual gané supuestamente viendo las telenovelas mexicanas del canal 5 y contestando preguntas sobre las novelas. Yo no estaba dispuesto a pasar por esa, era como una humillación publica. No sé de qué forma mami me convenció de que eso no era problema, pues ese anuncio lo pasan a la hora de la novela, y quien no ve la novela no se va a enterar. Me resigné y fui a buscarle el cheque a mami, y al grabarme tuve que decir “Sigan viendo atentamente las telenovelas del 5 como yo, y podrán ser otros ganadores de RD$20,000.00 también”. Imagínense, estaba fuerte el asunto.

Llega el día en que van a pasar la grabación y efectivamente aparecí yo, pero mami estaba equivocada: duraron pasando la entrega del premio como 15 días a todas horas: como 5 veces en la programación de la mañana, como 3 veces en la programación de la tarde, y ni decir de la programación de la noche. Casi toda persona que me conocía vio el asunto: familiares, amigos, compañeros de trabajo, colegas de la universidad, hasta antiguas amistades del colegio. Me llamaron, me escribieron email, no dejaban de molestarme diciéndome que lo tenía bien escondidito lo de fan de telenovelas. Por supuesto que nadie se creyó la explicación de que no fui yo, que fue mi mama y que tuve que recoger el premio porque la línea estaba a mi nombre. Pero nada, solamente me costó como 3 meses para que la gente se olvidara del asunto y poder recuperarme de mi humillación publica (casi nada). La cosa es que si el dinero fuese mio, yo no le paro a la humillación, pues al menos tengo mi 20 mil pesos, pero ni siquiera eso. ¿Tengo o no tengo razón en decir que realmente fue una situación bastante embarazosa?

Recuérdenme contarles también el inicio del noviazgo mío con mi esposa, eso sí que es otra historia…

Sobre Sueños y Esperanzas

En ocasiones, me remonto un poco al pasado para autoanalizarme, y veo mi propia vida como si fuera a través de una pantalla de televisión. Es curioso ver lo que has hecho desde otra perspectiva, muchas cosas buenas y unas que otras malas. Me siento orgulloso de muchas cosas, pero hay veces en las que he querido escapar de muchas cosas que he hecho, borrar cosas que he dicho; olvidar cosas que he pasado; pero todo es en vano, no se puede echar el tiempo atrás.

Algunas veces me veo saliendo de la universidad a las 10:00PM caminando el tramo desde APEC hasta la Kennedy porque nada mas habían 10 pesos para el pasaje, luego simular que era un jugador de fútbol americano y comenzar a romper brazos en un grupo de 20 personas para poder pertenecer al grupo selectivo de 5 personas que eran lo suficientemente rápidos como para entrar en la OMSA. Luego de terminar tan grande odisea, pasar un largo trayecto en un bus con 75 personas cuando la capacidad es de 50; aguantar empujones, pisadas, mal olor (cuando me desmontaba parecía como que había salido desde las 6 de la mañana trabajando construcción). Por ultimo, comenzar a pasar al final de la OMSA como 4 paradas antes a puro empujones, para poder salir en la parada que me tocaba y no pasarme y caminar esas cuadras a pie.

Otras veces, recuerdo la vez que iba al trabajo impecable, con camisa manga larga y corbata y me desmonto del carro publico en la intersección de la máximo gómez con Kennedy para hacer el famoso transfer hasta la 27 de febrero para continuar mi ruta para notar que comienza a llover, y yo sin paraguas ni nada en un radio de 1 kilómetro en qué cubrirme, cuando llegué a la oficina, parecía como que venia corriendo desde boca chica.

Y cómo olvidar de mis aventuras en mi accord como las de las crónicas de una noche fatal; o cada vez que el carro se quedaba cuando planeaba salir; o se dañaba cuando tenia una entrevista de trabajo; o se me vaciaba una goma el túnel de la 27; o se me calentaba el radiador en pleno elevado bajo una replica del famoso diluvio bíblico; o como precisamente hoy se le fue la electricidad camino a mi trabajo (créanme, cuando Murphy escribió sus leyes, me estaba viendo a través de una cámara).

Siempre había tenido la esperanza de algún día encontrar el trabajo perfecto, ganar suficiente dinero como para vivir más cómodo y olvidarme de todo eso que he pasado. Pero hoy me he dado cuenta de que toda mi vida he estado equivocado, todo lo que he vivido estaba destinado a ocurrir así por alguna razón divina, y hoy doy gracias a ello porque esas vivencias van forjando mi carácter, mi actitud, mi forma de pensar y de ver la vida.

Sin darme cuenta, todo esto me ha enseñado a darle valor a la vida, a lo que tengo, a las oportunidades, a darle gracias a Dios hasta por las cosas malas que nos ocurren, porque de todo lo que nos pasa siempre aprendemos algo. Hoy me siento orgulloso de lo que soy, de donde vengo, de todo lo que he vivido y de todo lo que he pasado, y todo eso me prepara a forjar mejor mi futuro y el de mi familia. Hoy lo veo, tanto trajin y lucha no fueron en vano, obtendré mi recompensa, aunque unas cuantas veces pensara como que se les fue la mano conmigo, todo valió la pena.

Lo Envolvente de la Tecnología

Hoy estuve pensando un poco sobre mis rutinas, las cosas que realizo y cómo las realizo para analizar si puedo simplificar un poco mi ritmo de vida, porque veo que se me está complicando un poco el asunto. Al terminar mi análisis, hice un resumen de mis tareas desde que me levanto hasta que me acuesto:

  • Me levanto con la alarma del celular
  • Enciendo el televisor con el control remoto
  • Me levanto de la cama, me cepillo los dientes y me baño
  • Enciendo mi PC y reviso mis cuentas de correo
  • Apago la PC y enciendo el carro para que se vaya calentando
  • Me desayuno, nos alistamos y llevo a mi hijo donde la señora que lo cuida y a mi esposa a su trabajo
  • Luego de dejar a mi esposa en su trabajo, enciendo mi iPod y me pongo a escuchar MP3 hasta que llego a la oficina
  • Cuando llego a la oficina reviso las cosas pendientes, enciendo mi notebook y comienzo a revisar el correo corporativo y mis correos personales, nuevamente
  • Leo Remolacha.net para enterarme de lo que sucede en NY y en la blogosfera.
  • En el transcurso del día, si tengo tiempo disponible, trato de actualizar mi blog y postear alguna de las cosas que ya he escrito anteriormente.
  • Al terminar el día de trabajo, llamo a mi esposa para confirmarle que pasare por ella a su trabajo, enciendo mi iPod y hago el proceso inverso al de la mañana.
  • Al llegar a casa, luego de jugar un rato con mi hijo y hacer algunas tareas cuando me tocan (como recoger ropa, regueros, lavar biberones, etc.), me baño y enciendo mi notebook para revisar nuevamente los correos y escribir algunas de las cosas que se me hayan ocurrido en el día para luego postearlas.
  • Al terminar, enciendo el televisor y reviso los canales como por 30 minutos antes de dormirme.

Llegue a la conclusión de que el 80% de mis actividades están relacionadas con tecnología ó con aparatos tecnológicos (excluyendo mi trabajo, que evidentemente es de tecnología):

  • Para levantarme necesito un teléfono celular, al igual para comunicarme desde la calle
  • Para encender ó apagar el televisor, tengo que valerme del control remoto (si no tiene pilas, me pesa mucho levantarme para apagarlo)
  • Tengo que revisar mi correo necesariamente como 20 veces al día (tengo como 6 cuentas en total, y recibo muchos correos)
  • Para entretenerme tengo que escuchar mi iPod
  • Para movilizarme, necesito el carro
  • Para comer, tengo que calentar mi comida en Microondas

Hay muchas cosas mas, que si me pongo a mencionar no termino, solamente hice mención de las actividades básicas de mi rutina diaria. Me he dado cuenta de que la tecnología ha absorbido mucho mi vida, cuando en realidad lo que debiera de hacer es facilitármela. Si duro un día sin encender la PC, sin ver televisión ó sin revisar mis correos me siento como raro.

Creo que necesito una especie de desintoxicación tecnología, e irme como una semana para un campo ó para jarabacoa sin celular, ni PC, ni radio, ni iPod, ni televisor, ni energía eléctrica, ni carro, ni nada que me recuerde al mundo moderno; como una especie de “Survivor” pero sin los juegos. Seria bueno saber si podría soportar toda una semana sin nada de esto, ¿Lo soportarías tú?

Sin Mi Notebook

A pesar de haber sido ayer un gran día para mí (realmente lo fue), mi notebook comenzó a dar problemas con la tarjeta gráfica y no quiere coro conmigo, cuando intento poner la resolución que lleva la pantalla se friza, se reinicia y no vuelve a subir más. La desarmé para ver si tenía la memoria ó el procesador flojo, ó algo, pero al parecer se fue la tarjeta gráfica que se dañó y solamente puedo usarla en resolución 1024×768, y como es Widescreen se ve como stretch y no puedo trabajar bien.

En un principio, la compré en un viaje que hice a New York para poder hacer mi trabajo de grado de la universidad, ya que los informáticos siempre tenemos que tener muchos programas instalados porque usamos demasiadas cosas (lenguajes de programación, manejadores de base de datos, y un lote de aplicaciones) y esto me permitía tener todo en un bulto, llevármelo para la uni ó para cualquier lado que el grupo decidiese juntarse, conectarme a Internet donde hubiese Wifi disponible y poder trabajar sin problemas en cualquier lugar, a cualquier hora y sobre todo sin necesidad de energía eléctrica, ya que me da la disponibilidad de 2 horas en batería.

Luego de terminar la universidad y haberle sacado más que el 100% a la inversión que hice en la computadora portátil, vino a desplazar la PC que tenia en mi casa, pues andaba con todo: música, documentos, programas, utilidades, entre otras cosas. También, logré a través de un software sincronizar los documentos de la PC a la notebook, así las dos siempre estarían al día y no tenía que estar verificando qué tenia una y qué le faltaba a la otra.

Mi notebook se volvió en parte de mi vida, la llevo a todos lados, y últimamente cuando ingresé al club de los bloggers me resultó mucho mas fácil abrir mi notebook y comenzar a escribir dondequiera cuando algo se me ocurra, y solamente buscar la red Wifi más cercana para conectarme y publicar.

Ahora estoy en desubique total, pues era mas fácil sentarme en mi cama con mi portátil en las piernas y conectarme a Internet, a tener que trasladarme a la otra habitación y sentarme en la silla tan incomoda a aguantar calor (es increíble como uno se acomoda tan fácilmente, pues antes podía pasar horas allí sin darme cuenta). Temporalmente, puedo trabajar en ella a pesar del problema que tiene, pero la pantalla y los gráficos no se ven como deberían, y mi problema es que suelo ser muy perfeccionista, y si algo no me funciona como quiero, me desencanto.

Tratare de ir memorizando todo lo que se me ocurra para después plasmarlo cuando llegue a la casa y publicarlo en el blog, pero tal vez un pueda publicar con la misma rapidez de antes, tal vez me tome un poquito mas de tiempo, pero trataré de que no sea así. Si alguien sabe de algún sitio que sea barato donde yo pueda mandarla a reparar (que no sea “Analistas & Asociados” ni “Radioshack”) favor de mandarme un mail ó ponerlo en los comentarios.

Hoy Puede Ser Un Gran Día

Abro los ojos y contemplo la mañana, un nuevo día se asoma y trae consigo un nuevo sol, nueva brisa, nuevo resplandecer. Me levanto y mientras me preparo, reflexiono sobre el pasado, sobre lo que hice mal y sobre lo que debí hacer y no hice.

Pero hoy, todo es diferente, tengo un nuevo amanecer, una nueva vida, una nueva oportunidad de reencaminar mi existencia, de corregir mis errores y hacer todo lo que quiera. Basta ya de vivir en el pasado, hoy es el primer día del resto de mi vida y lo aprovecharé al máximo.

Hoy cambiaré el rumbo de mi vida y no permitiré que nadie influya en ello. Hoy escribiré mi propia historia, y mis hechos serán los capítulos que llenaran el extenso libro de mi propia novela llamada vida. Hoy sin duda será mejor que ayer, y estoy seguro de que mañana será aún mucho mejor.

Gracias Will por sugerirme cambiar el título

Sinceramente Cruel

Desde pequeño siempre fui muy glotón, en mi casa mis hermanos me decían “glotin” (como el del galáctico) porque siempre comía desenfrenadamente a todas horas. Obviamente, esto me llevó a un sobrepeso muy alto para mi edad, pero a pesar de todo pude llevar una vida normal, pero con algunas dificultades:

* Cuando jugábamos siempre era el último en todo
* Cuando jugábamos “Yun” nunca me escogían porque era gordo y lento
* Cuando jugábamos Basketball tampoco me escogían por la misma razón
* En los cumpleaños ninguna niña quería bailar conmigo

Era inevitable que creara algunos complejos, pero realmente nunca me molestó mucho porque cuando alguien me rechazaba siempre me decía “ellos se lo pierden” y me iba para mi casa a ver televisión o a jugar Nintendo. Todo transcurrió muy bien hasta llegar a la etapa más vulnerable y cruel de todas: la adolescencia.

Al llegar a la adolescencia, era inevitable comenzar a sentirme atraído por algunas chicas, pero nunca lo di a demostrar pues para ese entonces mi peso llegaba casi a las 300 libras (increíble, pero cierto) y el rechazo era casi seguro. Un día, conocí a la amiga de una compañera del colegio, la cual era extremadamente bonita y muy simpática, nos hicimos amigos pero evitaba que mis sentimientos crecieran mas de ahí porque aparte de que mi físico siempre fue un obstáculo (para las chicas, para mi nunca lo fue), ella era del prototipo de las que solamente se hacían novias de los chicos del equipo de Basket de 4to. Curso de bachillerato (ya saben, los de cuerpo atléticos y que siempre pedían el carro de papi prestado).

Con el roce, sentirme atraído hacia ella fue inevitable, y algo me decía que algo en mí le atraía, así que un día me llene de valor y le dije lo que sentía, su respuesta fue muy sincera, pero también muy cruel: “La verdad es que eres muy lindo y me gustas mucho porque eres una excelente persona, pero estas pasadito de peso y eso no te ayuda mucho. Ponte a rebajar y cuando estés en forma te doy mi respuesta”.

Eso me cayó como un balde de agua fría, fue el tope, el límite, la gota que rebasó el agua. Luego de pasar varias semanas medio depre, decido regularizar un poco la comedera: reemplacé los 3 panes de desayuno por un plato de corn flakes con leche sin azúcar; a medio día me servía la mitad de lo que regularmente almorzaba; reemplacé la cena por un vaso de leche ó un vaso de jugo; elimine comer fuera de hora, cero picadura y comida chatarra; a este factor, ayudó que mami se fue 3 meses de vacaciones para N.Y. y Samir y yo nos quedamos solos, por lo que no contaba con el extenso menú de comida que mami preparaba diariamente. Y de esa manera fue que pase de tener 300 libras a pesar 180 libras.

El hecho fue que después que rebajé, como que me di cuenta de que las chicas me miraban diferente y de pronto mis posibilidades de conquistas aumentaron de 0% como a un 70%, pero mi timidez y mis previos rechazos todavía imponían una cierta inseguridad en mí. La chica que me mandó a rebajar luego me estaba coqueteado, pero me di el gustazo de decirle que no, no era que aun no estaba interesado en ella, pero no me gustó la forma en que me trato (hubiese deseado tener el tigueraje que tengo ahora en aquel entonces, jejeje).

En cierta forma le agradezco lo que hizo, pues fue el empuje que necesitaba. Mi vida fue totalmente diferente: pase de talla 40 en pantalones a talla 34, y de talla XL a Médium en camisas y camisetas. Esto es un ejemplo de que podemos lograr lo que nos proponemos, solamente que debemos evitar que sea otra persona que nos motive, y tratar de tener nosotros mismos la iniciativa.

Miradas

Nuestras miradas se cruzaron por casualidad ó causalidad, aun no lo se, pero todavía doy gracias a Dios por ello. Al verte, pude apreciar en tus ojos verde esperanza una paz mezclada con una inmensa ternura que todavía me tranquiliza.

Así de sencillo, a través de una mirada te metiste en mi alma como ladrón en la noche, adueñándote de mi corazón y mi sentir. Mi mirada era la de un tímido soñador, no se lo que viste, tal vez mis ojos café te gritaron a voces lo que mi boca no podía decir y por eso te acercaste a mi.

Hoy tus ojos demuestran madurez, ya no es la mirada de aquella chica traviesa que me enamoró, es mucho más que eso; hoy tu mirada es de mujer, esposa y madre, y precisamente hoy tu mirada me transmitió la misma paz y tranquilidad que me diste el primer día que vi tus ojos, pero sobre todo me hizo saber que todavía eres la dueña de mi corazón y de mi alma.

I Love You Ñiña

Los Celos

Hoy he decidido escribir sobre ese sentimiento tan complicado que casi nunca falta en toda relación: Los Celos. Aunque en ese post me voy a centrar en las relaciones amorosas, quiero dejar claro que los celos no solamente se dan en este tipo de raciones, también suelen aparecer en: relaciones laborales, amistades, relaciones familiares, entre otras.

Según Wikipedia, los celos son una emoción sentida por aquel que percibe que otra persona da a una tercera algo que él quiere para sí. Para muchos los celos son una muestra de amor, pero para otros es una demostración de desconfianza, esto depende desde cual perspectiva se vea el caso.

Existen personas que se sienten totalmente alagadas cuando su pareja las cela, ya que confirman que su media naranja tiene interés en ellos. Esto suele ser un poco peligroso, ya que en algunas ocasiones el celo es provocado a drede para aumentar el interés en la relación, provocando en algunos casos el efecto contrario y alejar a la persona.

También, existen personas que se posesionan de una manera enfermermiza de su pareja, celándola constantemente. En algunos casos estos celos suelen ser provocados, pero en la mayoría no. Con este comportamiento, más que asegurar a nuestra pareja, lo que podemos provocar es que pierda el interés en nosotros al sentirse como un objeto del cual hay que tener propiedad.

En mi caso particular, siempre confío en mi pareja y le doy libertad y confianza para poder recibir el mismo trato. En los casos que he sentido celos, no es por la desconfianza de mi pareja, sino por el interés de un tercero hacia ella, por lo que alerto a mi pareja sobre ello para que evite contacto con esa persona, confío en ella pero no en él. Ahora bien, yo nunca he dado motivos para celos, por lo que me incomoda sobre manera que me celen cuando no hay motivos, eso me saca totalmente de mis casillas. Es por eso que debemos ser cuidadosos porque este sentimiento podría dañar la relación de pareja.

Los celos son buenos si se toman en porciones dosificadas, ya que provoca poner mas atención sobre nuestra pareja y la relación; pero debemos ser cuidadosos porque los celos nos pueden cegar provocando un alejamiento total de es persona que tanto amas.

Y tú, ¿Eres celoso ó celosa?, ¿Cómo reaccionas ante esta situación?