Las Preocupaciones

Las personas que somos responsables tenemos, tenemos la tendencia de siempre planear todo y preocuparnos cuando algo no sale como lo esperado, o cuando tenemos algún problema, siempre estamos pensando en la manera de cómo resolver o cómo salir de cierta situación. Y me refiero a las personas responsables, porque un buen grupo de la población dominicana aunque no saben lo que van a comer la semana que viene o no tienen para pagar la mensualidad del colegio, siempre los ves abonados en la esquina bajando romo todos los fines de semana, pero ese es otro tema.

Antes solía preocuparme al punto que a veces me deprimía, pero con el tiempo aprendí a no darle mente a las cosas que no puedo resolver en determinado momento, eso no quiere decir que me vuelva charlatán e irresponsable, simplemente sino lo puedo resolver no me mortifico. Aún así, siempre vivo buscando la manera de cómo resolver y buscar la vuelta sin llegar al punto extremo de la preocupación.

El día que decidí no darle tanta mente a las cosas, fue porque me sucedió algo muy jocoso. Cuando teníamos un solo vehículo, me tocaba dejar a mi esposa en el trabajo y luego dejar a mi hijo en el day care (en ese entonces tenía como dos años y unos cuantos meses). El que tiene hijos puede entender que uno a veces se hace inmune al sonido de ellos y el de los juguetes al punto de no escucharlos, y estaba yo manejando luego de dejar a mi esposa y pensando en algo que tenía que resolver.

No sé si a ustedes les ha pasado, pero como que me fui lejos manejando, estaba consciente de todo mi entorno y todo lo que sucedía, pero como que fue mi subconsciente que me llevó al trabajo. Me estaciono y apago el carro, duro como un minuto terminando de llegar a la conclusión de lo que estaba pensando, y de repente escucho: “Papi, ¿Me vas a llevar a tu trabajo?”

No lo podía creer, se me olvidó por completo que el niño estaba detrás y arranqué con él para el trabajo. Por suerte el Day Care quedaba bien cerca, pero me pasé el camino de regreso riendo como loco, y a partir de ese día decidí en no pensar de problemas mientras estoy manejando. Desde ese momento, cada vez que voy manejando solo subo el radio a todo volumen y voy cantando a todo pulmón, es la manera de sacar de mi cuerpo todo el estrés que acumulo en el día, mucha gente se queda mirándome pensando como que tengo problemas mentales, pero de verdad que no me importa, simplemente lo disfruto.

2 pensamientos en “Las Preocupaciones

  1. Yo soy uno que me sofoco pensando tambien, he tratado de dejar esa costumbre. Lo logre los ultimos meses pero de unos dias para aca estoy otra vez preso!

  2. Pingback: Tweets that mention Las Preocupaciones « Demetrix -- Topsy.com

Los comentarios están cerrados.