Despertando del Letargo

De vez en cuando, entro a éste espacio simplemente para saber que está ahí, que no se ha movido a ningún lugar, pero hasta hoy no me había dado cuenta de que durante lo que va de año no he escrito ni una sola entrada. A veces entro con ganas de escribir o compartir algo, pero la verdad es que me he dejado envolver en la rutina, en los compromisos, en el trabajo, en el estilo de vida que nos lleva a millón y nos deja poco tiempo para disfrutar.

Muchas veces he entrado con la intención de borrar éste espacio, pensando en que ya ni escribo y por lo tanto nadie pasa por aquí, pero mi esposa me ha convencido de dejarlo abierto porque he invertido mucho tiempo de mi vida escribiendo pensamientos, historias y ocurrencias.

Hoy no sé qué mosca me picó, pero al entrar simplemente me dieron ganas de escribir. No sé cuando escribiré otro post ni sé si habrá otro, pero hoy quise compartir lo que ha estado rondado por mi cabeza desde hace un par de días.

En éstos últimos dos años he invertido mucha energía, tiempo y esfuerzo en tratar de hacer un plan de vida para mí y mi familia, cumpliendo compromisos, tratando de mantener todo encarrilado, exigiéndome mucho para que un día pueda sentarme y disfrutar todos estos logros junto a mi familia.

Recientemente me he dado cuenta de que he perdido el enfoque. Debo seguir trabajando para mi plan de vida, pero de nada vale completarlo si no disfruto hacerlo, sino saboreo cada paso, sino me relajo, si no me detengo un día y me paro a ver el mar simplemente porque quiero, si no soy espontáneo, si no me consiento, si no consiento a mi familia, si no disfrutamos hacerlo todos juntos.

He leído un par de veces ésta frase, y hasta hoy no capto el significado, no recuerdo muy bien como dice pero en esencia lo que quiere dejar dicho es lo siguiente: “La vida es lo que pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes”. Hoy quiero vivir más la vida, no es sencillo debido a que debo de dar un pequeño giro a mi actitud y a mi vida, pero es un objetivo a corto plazo que me voy a trazar.

Hoy quise despertar éste espacio de éste gran letargo simplemente para compartir esto con ustedes, si es que todavía queda alguien rodando por ahí.

10 pensamientos en “Despertando del Letargo

  1. Seguimos aqui… Leyendo…

    Comparto ciertamente lo que dices de que uno debe parar y disfrutar lo que uno ha logrado, de saborear el momento… Completamente de acuerdo… A veces queremos llegar tan rapido, y tomamos el camino rapido, y no nos detenemos para saborear ese dulce nectar del exito… Saltamos de uno al otro, al otro, y al otro…

    Espero que haya otro post.

    Un abrazo.

  2. Definitivamente que seguimos aquí…quiero compartir algo, tengo una persona conocida que en su afán de “crear su futuro para disfrutarlo” se quedo sin familia con quien hacerlo y hoy es una sombra amargada del tremendo individuo que todos conocimos una vez. No es que se viva la vida por el momento pero hay que encontrar su justo balance. Pues al final, debemos disfrutar este camino que nos toca recorrer, pues el futuro que planificamos pudiese no llegar….así que vive…pero lo mas importante que toda actividad te traiga gozo…un abrazo y te habíamos echado de menos.

  3. Lo mejor de despertar es que cuando nos movemos, quien está a nuestro lado siente las energías nuevas después de un largo sueño y nos sigue la corriente.
    Gracias por seguir escribiendo. Seguimos leyendo de este lado 😉

  4. Saludos Mister!

    Asi me pasa a mi, me exijo mucho, mucho trabajo, para tener un futuro asegurado en todo lo posible. Pero con el paso del tiempo, madurando, uno va insertando esos cambios que mencionas. Es como si fuera por evolucion.

    Y no necesariamente tienen que ser placeres exuberantes, a veces simplemente irte a la playa un domingo sin haberlo planeado te llena de satisfaccion.

    Suerte!

  5. Sí, estamos aquí, en la misma esquina…yo que pasé (y estoy pasando), por diferentes cosas en la vida, te digo que lo mejor es cuando uno hace lo que le gusta y no tiene que mirar atras. Hoy día como bien dices, cada vez se hace mas dificil compartir con los amigos (lo digo por mí), no se si es la situacion o que, pero se esta haciendo dificil, mientras tanto, seguimos por este medio, que al menos no cobran entrada, ni impuestos, jajajjaja…

  6. DMX! ¡Qué alegría cuando vi un post nuevo tuyo en mi Google Reader!

    Cuesta, te lo juro bien jurao. Cuesta mucho mantener un espacio. Cualquiera te dirá que le ha pasado y yo te lo puedo confesar montones de veces. “Lo peor” de un blog personal es que en el fondo nadie te va a pelear si lo abandonas, ni vas a perder dinero por ello (a menos que tuvieras publicidad). Los blogs como los nuestros son nuestra entera responsabilidad y sólo a nosotros nos debe importar. Cuando no le damos “tiempo” a estos “espacios”, sencillamente se apaga y así queda. A veces uno que otro nos deja un comentario de reproche, pero en el fondo nadie escribirá por nosotros, ni sobre lo que nosotros escribíamos, con la misma intensidad que teníamos.

    Te animo a que te traces un plan. Estas cosas no se pueden dejar mucho a lo espontáneo. Si realmente quieres reactivarte, pues plantéate algo como un post a la semana o algo así. Inventa temas, columnas, secciones, y ponte a escribir en cualquier ratito. Esboza entradas en los tapones, en las filas, etc.

    Pero al final, recuerda que esto es tuyo, mi hermano. Si te jartas, también lo puedes abandonar, que eso también es una decisión personal. 😀

    Y sobre lo que compartes, así es. Yo he estado pensando mucho (quizás demasiado) en mi vida y cómo la llevo, y me preocupa que la rutina, las quincenas, los pagos y los cobros realmente nos aprisionan. Hay que fajarse para superarlos… aplausos, porque reconocerlo, es la primera trompada de despertar.

  7. Que gusto me da leerte. Justo el miércoles pasado reabrí mi blog, mejor dicho cree uno nuevo, pues el anterior lo había borrado hace casi dos años. Ahora al leerte sentí nostalgia de todo lo que en el guardé, sin embargo he regresado dispuesta a no dejarlo morir pues nada vale tanto como el tener un lugar donde escribir nuestras vivencias y todo lo que a uno le plazca… Lo que quiero decirte es, que aunque te entren ganas de borrarlo, no lo hagas, no dejes perder una parte de ti.

    Bendiciones!

  8. Que alegría Demetrix que vuelvas a escribir aunque sea un post sin saber si habrá otro. Seguro estoy de otro habrá, ciertamente me identifico con tus preocupaciones de vida, pues en esa misma onda andamos casi todos los que hemos comentado, tomaré lo que dice dario tambien para mi de escribir un post aunque sea semanalmente.

    En una entrada anterior te había comentado que sabes contar historias que sigas escribiendo por que aunque este espacio esté un poco abandonado aun te leemos…

    Suerte hermano pa’lante!

  9. Hola a todos!!!, la verdad es que me sorpendí bastante, no esperaba tener ni un comentario en al menos un par de semanas y en menos de 24 horas recibí 9, eso me alienta un poco a seguir por acá, trataré de hacer mi mejor esfuerzo.

Los comentarios están cerrados.