¿Cuándo la vida se volvió tan complicada?

Este fin de semana que recién termina, fue bastante ajetreado para mí. Como fue fin de semana de cobro, me tocó ir a los diferentes bancos y proveedores de servicios a pagar deudas y responsabilidades, ir de compras, hacer diligencias, priorizar cosas y tomar decisiones económicas. Todas estas cosas se sumaron a varias situaciones personales que tengo que resolver ya que me están afectando.

Al terminar el domingo, sin poder más y hablando con mi esposa solté la pregunta: ¿Cuándo la vida se volvió tan complicada?. La pregunta me surgió pensando en que hace apenas 10 años la vida era mucho más sencilla, la preocupación de aquel entonces era solamente qué carrera estudiar y qué universidad escoger. Hoy todo es responsabilidades, y lo más difícil es tomar las decisiones, pues estas pueden afectar tu futuro inmediato y el de tu familia.

Mi esposa me mira a los ojos y me responde con otra pregunta: ¿Cuándo la vida se volvió tan hermosa?. Su pregunta era para responderme que a pesar de las complicaciones de la vida somos una pareja unida con un hermoso niño, somos jóvenes profesionales con buenos trabajos y con todo el mundo por delante. A nuestra corta edad, estamos logrando cosas que quizás nuestros padres tardaron 10 o 15 años en conseguir.

La verdad es que las mujeres siempre se las traen, son el lado dulce equilibran la vida de responsabilidades que llevamos. Con un simple beso, una mirada, una caricia, con el más mínimo detalle hacen que todo eso y mucho más valga la pena.

La Influencia de la Tecnología

Yo puedo decir que soy privilegiado de crecer en la era de la información, pues a través de los años he aprendido mucho en todo el ámbito de la tecnología y aparatos electrónicos. Para mi particularmente ha sido bastante fácil envolverme en este mundo ya que he crecido en este mundo, pero para mis hermanos mayores se dificulta un poco porque ya ellos estaban grandecitos cuando se inició toda esta revolución, y ni hablar de mi madre, ya una vez publiqué una de mis experiencias con ella.

La nueva generación que viene creciendo, es más privilegiada aún pues no solo van a crecer con la tecnología, sino que nacieron con ella. mi hijo, a su casi dos años y sin hablar bien ya sabe le que es un “chulular” (como él le llama al teléfono móvil) y sabe que se contesta al abrir la tapa, y se cierra la llamada al cerrarlo; yo supe lo que era ese aparato como a los 10 años, cuando aún se consideraban como arma de defensa personal.

El otro día, me di cuenta de cómo influye la tecnología en el crecimiento y aprendizaje de los niños. Resulta que las series que yo veo, las descargo del Internet y las veo en la laptop por la calidad de la pantalla. A mi hijo le regalaron un peluche de Barney (el hijo pájaro de Godzila) y se ha vuelto loco con el peluche. El hecho es que una tarde, el agarra su peluche, me lo lleva y me dice “Papa, Barney” señalándome hacia la laptop. Al principio no entendía lo que quería decirme, pero luego no lo podia creer cuando comprendí que le pusiera Barney en la laptop, como él sabe que yo veo peliculas en ella, pues también quiere su Barney.

No me quedó mas remedio que reírme, y conseguirle un DVD de Barney para que también lo disfrute. Es increible como él supo relacionar el peluche y la laptop con los programas de Barney que ve. Cabe destacar que mi hijo tiene su propio teclado, sabe prender mi PC (primero enciende el UPS, luego el CPU y por ultimo el Monitor) espera que suba Windows y se entretiene viendo cómo se mueve la flecha de la pantalla cuando él mueve el mouse.

A este paso, creo que a los 5 años mi hijo va a tener su propio Blog.

Cumpleaños y Nostalgia

Siempre me recuerdo de la fecha de tu cumpleaños, pero para serte sincero no recuerdo mucho qué se hacía ese día, bueno, realmente lo que tengo son las imágenes de las fotografías de la familia celebrando contigo en casa, pero yo estaba muy chiquito para ese entonces. Naciste un 8 de junio, y me atrevo a pensar que el 8 acompañado con el 2 es el número de suerte de nuestra familia, pues tus mellizos nacieron un día 2, tu tercer hijo nació un día 8, tu cuarto hijo nació 28, el primogénito de Emilio nació un 2, y el mío nació un 8 de diciembre, justamente 6 meses antes de tu fecha de cumpleaños.

Sí, en diciembre nació el mío, ¿Quién te iba a decir que el ñoñito que tanto apoyabas tiene un hijo?, pues es que ya yo soy un hombre, y es que tu partida me hizo madurar antes de tiempo. Si tan solo pudiera yo traerte aunque sea por un día para que lo veas, lo abraces y lo mimes. Ah las cosas de la vida, tan loco que eras con los niños (y ellos contigo) y solamente pudiste ver tu primer nieto, que ya se está convirtiendo en todo un hombre.

El único cumpleaños tuyo que recuerdo, fue el único en que te hice un regalo que yo mismo escogí y compré con mi propio dinero, irónicamente fue también tu último cumpleaños. Ese cumpleaños tuvimos que celebrarlo en la clínica, y te llevé una corbata amarilla con la intención de que te la pusieras el día de la boda por la iglesia, que tantos años le habías pedido a mami que hicieran.

Abriste el regalo, no recuerdo mucho tu expresión, pero si se que te gustó mucho y que la ibas a usar. Pero no pudiste, no la usaste, nunca llegó el día de la boda. Te me fuiste antes de tiempo, te me fuiste un mes 8, 2 meses luego de tu cumpleaños; ahora veo que el 8 y el 2 no son tan de suerte; te me fuiste un día 4, te me escapaste de las manos, te fuiste frente a mis ojos.

Hoy ya no estás conmigo, pero yo si estoy contigo, hoy celebro tu cumpleaños con mis recuerdos, con tus cuentos y con tus consejos. Hoy ya no estás, pero tu presencia me acompaña cada día, en cada momento. Hoy te extraño, hoy es tu cumpleaños.

Un abrazo y un tragito de vodka en tu memoria mi viejo, donde quiera que estés.

Todo Sobre Mi Madre

Muy poco he hablado sobre Doña Daisy en este blog, no por descuido, sino porque estaba esperando el momento preciso para hacerlo. Doña Daisy nació en Chacuey, perteneciente al distrito municipal de Platanal en Cotuí, Sánchez Ramírez el 13 de Mayo, el año todavía es secreto de estado.

Daisy se casó con Otto a los veinte y tantos años, y procrearon 4 hijos: los mellizos quienes vinieron primero, luego vino Samir, y el más pequeño de todos se hace llamar Demetrix y vive escribiendo pendejadas en una pagina de Internet por ahí.

Trabajó muy poco, siempre quiso dedicarse a la casa y a cuidar de sus hijos, además el trabajo de su esposo le permitía ese lujo; le iba tan bien que luego Otto puso su propio negocio el cual fue muy productivo en su época. No eran ricos, pero Daisy disfrutaba de su familia, vacaciones, viajes, comer en un buen restaurante los domingos, dos viviendas propias, en fin, se podían decir que vivían bien cómodos.

Un día, una noticia le hizo cambiar todo ello, pues su esposo fue diagnosticado de una terrible enfermedad, y cuyo tratamiento era bien caro. Cuando Otto ya no pudo seguir al frente del negocio, Daisy se puso a cargo de ellos, pero los caros tratamientos agotaron todos los ahorros que tenían, lo que luego llevo a vender una de las viviendas, y luego el negocio, luego uno de los vehículos.

En esta situación, Daisy no tuvo mas remedio que dejar su familia por un año, e irse a trabajar a un país extranjero y a partirse el lomo, todo para poder costear el tratamiento de su esposo y poder mantener a sus hijos. Lucho interminablemente hasta que la enfermedad logro vencer a su esposo, situación que le llevo varios años superar.

Viuda, sin trabajo y manteniendo la casa con lo poco que enviaban sus hijos primogénitos, los mellizos quienes tuvieron que dejar sus estudios para ayudar económicamente, Doña Daisy siguió velando por su hijo más pequeño quien recién entraba en la universidad. Aún no sé como lo hizo, pero nunca faltó dinero para pagar un cuatrimestre, ni para comprar un libro, no importa lo caro que fuera.

Esa señora a quien admiro eternamente por su lucha, decisión, fortaleza y amor a su familia es mi madre, y el día de ayer estuvo de cumpleaños. Yo no tengo, ni creo que nunca tendré con que agradecerle todo lo que ha hecho por mi, por mis hermanos y por mi padre. Espero siempre estar ahí y nunca faltarle a mi familia, tal y como ella lo hizo.

Hoy quiero desearle feliz cumpleaños, y que Dios algún día me de la dicha de poder brindarte todo lo que un día me diste, tenerte en u palacio y que disfrutes tu vida haciendo lo que mas te gusta, esta vez sin preocupaciones, eso ya déjamelo a mi, que debo de velar por ti, Te Amo.

Doña Ana

Doña Ana era una anciana con mucha energia y determinacion a pesar de su edad y sus achaques. Muy joven, le dieron 2 derrames cerebrales ocasionandole mucho daño, pero a pesar de esto siempre llevaba muy buben animo y tremenda lucidez. Recuerdo que siempre hacia sus cuentos haciendo gala de su belleza cuando joven, y de los tantos enamorados que tenia detras, muchos de ellos hacendados y con mucho dinero, a lo que siempre uno le preguntaba que por que se caso con Don Jose, ella simplemente respondia con una sonrisa “Porque ese fue el que me rastrillo”.

Desde pequeño cuando iba al campo, siempre tenia que hacer el mismo recorrido por los mismos vecinos exhibiendome con orgullo como su nieto, y lo grande que estaba cada vez que iba. Esa anecdota se repitio con mi hijo, pero resulta que Ana habia hecho tanta buena liga con mi esposa que cuando presentaba a mi hijo decia: “Fulano, ven a conocer el hijo de mi esposa” a lo que yo siempre le reclamaba “Mama, pero su nieto soy yo, usted tiene que decir que es hijo mio”.

Ya entrada en edad, perdia su lucidez por momentos, pero eso no era impedimento para ella hacer sus cosas, andar por el campo y caminar libremente, y tambien recordar el nombre de todo el mundo. Incluso, una vez se recordo de un apodo que me decian en el colegio, todo el que estaba alli no le quedo mas remedio que reirse, aun no se como se recordo de aquello.

La tarde del pasado Martes 3 de Abril, recibo la llamada de mi madre desesperada porque le habian llamado del campo para decirle que vaya porque mama estaba grave. No se por que, pero esa llamada no me dio buen presentimiento. Minutos despues, recibo una llamada de mi tio confirmandome lo que yo ya sentia: ya se habian llevado a Doña Ana entre nosotros. El miercoles regrese a Chacuey, esta vez a darle un ultimo adios.

Su partida fue muy dolorosa, pero particularmente yo pienso que sus hijos y nietos debemos dar gracias a Dios que ella se marchara con ese animo que tenia, y que no hiciera cama ni sufrimiento. Ella tuvo la dicha de presentir su muerte y entregarse a Dios y morir en paz.

Yo no tuve la oportunidad de compartir tanto con mi abuela, mas que una visita de un fin de semana unas dos veces al año, las cuales se convirtieron luego una vez al año y hasta a veces duraba hasta mas de un año; pero aunque nunca lo llegue a demostrar, y hoy me arrepiento de ello, sentia un inmenso cariño por mi abuela.

Se que esta en un lugar mejor y que esta con mi abuelo, eso es lo que me dice mi tia mayor pues dos dias antes de su partida Papa le dijo en sueños que venia a buscar a su esposa. Donde quiera que este quiero decirle que la recordaremos con mucho cariño y que extrañamos su perdida. Adios, Doña Ana.

Quiero agradecer inmensamente a todos los que me llamaron, me escribieron y me han dejado mensajes, entre quienes estan Vic’s Legend, Ginnette, Wil, nisti2, Chef Pablito, Tania, Alex, Yukio, In, entre otros mas (no se me enojen si se me quedo alguien). Me tomare un descanso por el resto de la semana santa, cuidense mucho y tomenlo con calma. Nos leemos el Lunes.

Los Mayores y la Tecnología

El lunes mientras me encontraba en la hora de almuerzo, decidí cruzar por el Multi Centro Churchill a hacer unas cuantas cositas y a barajar un poquito, ya que aunque esté en mi hora de descanso, nunca se descansa si me quedo en la oficina porque no paran de llamar. Aprovecho y me paro en un dealer de Orange que hay en el primer piso para comprarle un celular a mi esposa (es el 4to., para mi que trata de establecer un record de la menos cantidad de tiempo que logra retener un celular).

La idea era canjear uno con los fidepuntos porque me dije que no iba a invertir un peso mas comprando celular. Para los que no han comprado celulares con fidepuntos de Orange, a la hora de hacerlo debes de tener el movil que contiene los fidepuntos a mano porque servicio al cliente envia un mini mensaje (SMS) con un codigo de validación para confirmar que realmente eres el dueño del movil, de modo que solamente el dueño de la linea puede hacerlo.

Actualmente yo poseo dos lineas activas con Orange, una es mi movil personal, y la otra era mi antiguo telefono que se lo regalé a mi mama con todo y número, y ahí está el detalle, mi mamá (que estaba en su casa) era que tenia el movil y para poder canjear los fidepuntos dependia de que ella me diera el codigo de validacion el cual le llegaria por minimensaje. La llamo para preguntarle si sabe leer los mensajes, y obviamente mi pregunta fue de valde ya que mi madre, como todos los papas de mi generacion, solamente usan los celulares para recibir y hacer llamadas, y con suerte poder ver la hora; asi que con ellos no va nada de mini mensajes, ni calendario, agenda telefonica, sonidos polifonicos ni nada de esas pendejadas.

Dado el hecho, trato de darle un curso intensivo de 5 minutos via telefonica para explicarle cómo leer los mensajes una vez lo reciba, y fue algo mas o menos parecido a esto:

Demetrix: Mami, estoy en un dealer orange y me van a enviar un codigo de validacion por mini mensaje y te voy a explicar brevemente como leerlo para que me lo des.

Mom-trix: ¿eh?, ¿que es lo que tu me estas hablando? (Parece que le hablé en Arameo, como dice Gitti)

Demetrix: Ok, abre el celular y dime qué te aparece en la pantalla

Mom-trix: Nada

Demetrix: ¿Cómo que nada? ¿La pantalla te aparece en blanco?

Mom-trix: Ah, aparecen unos cuadros nada mas

Demetrix: ¿Cómo que cuadros, no te aparecen figuras como de una libreta y un sobre (mensajeria)?

Mom-trix: Ok, si, son esas mismas

Demetrix: Bien, pues en el telefono hay un boton redondo con cuatro flechas. Cada flecha representa los “cuadritos” que ves mas arriba, dale a la flecha que representa el cuadrito.

Mom-trix: Ahora se apagó el celular (se apagó la pantalla porque tenia 15 segundos de inactividad).

Demetrix: Ok mami, no te preocupes. Cuando yo pueda yo paso por alla para que me prestes el celular por un rato para yo traerlo a Orange.

En ese momento aborté la misión conjuntamente con toda posibilidad de enseñarle a mi mamá que el celular podria servirle para algo mas que solamente enviar y recibir llamadas, como grabar telefonos por ejemplo (todavia anda con una agenda donde anotas todos sus telefonos manualmente, y lo ams grave del caso es que cuando cambia de agenda los transcribe). Pero buenno, yo como que no tengo paciencia para eso porque una vez traté de enseñarle a usar Windows XP y tardamos como una hora solamente para ella anotar en una libreta los pasos para darle start, all programs, internet explorer para abrir la ventana del explorador.

¿Será a caso que con el paso de las generaciones nuestro cerebro viene con un espacio habilitado para la tecnologia? porque a los viejos no hay quien les enseñe, uno aprendio con el paso de los años, pero los mucahchos de ahora como que vienen programados para eso. Fijense que mi hijo con un año abre mi celular y hace llamadas (no sabe a quien llama, pero las hace, me gasta los minutos y se la pasa diciendo “Aooo”); y tambien se para frente a la PC, le da a los botones del teclado, agarra correctamente el Mouse y lo mueve mirando el cursor en la pantalla, lo ultimo que hizo fue abrir mis documentos y se estaba desplazando usando el scrolling del mouse (la ruedita). Mientras, mi mamá sigue en “Start” por ahora.

El Dinero y La Honradez

Gracias a Dios, fui criado en una familia católica y de Buenos principios, en donde la honradez y las buenas costumbres era prácticamente una obligación. Hoy en día estoy más que satisfecho por la educación que recibí, pues me llena de orgullo saber que lo que tengo es producto de mi propio esfuerzo, y eso más que con las palabras, se aprende con el ejemplo.

Mi papá ocupó el puesto de gerente de ventas en una importante empresa del país en los años 70. Me contó una vez que siempre recibió muchas ofertas por la izquierda para que le agregara más materia prima en la venta y no lo facturara, ó para que le diera prioridad a un pedido para que salga más rápido. Me dijo que nunca aceptó ni un solo centavo, y siempre trató de ayudar a sus clientes con las compras en la medida que sea posible y que esto no interfiriera con las normas de su trabajo. Muchos le reclamaron por “pendejo” porque pudo conseguir un buen dinero y darle a su familia una mejor posición, pero su respuesta fue: “Tal vez seré pendejo y quizás no podré darle una vida de lujo a mi familia, pero el día de mañana nadie podrá decirle a mis hijos que su papa fue un ladrón”.

Y así fue, años después cuando decidió renunciar de la compañía, la otra persona que ocupó el puesto accedió a todas esas ofertas por debajo de la mesa; pero hoy le dicen a sus hijos “ellos tienen dinero, pero eso fue por todas las marrullas que hizo su papa”. En cambio, a mí me han detenido personas en la calle que cuando me preguntan: “¿Usted es hijo de Otto Martínez?” y cuando les respondo que sí me dicen “Permítame darle la mano, y decirle que su padre fue un hombre honrado y un hombre serio”. Esas palabras, valen mucho más que toda la fortuna que mi papa pudo haber conseguido, la verdad es que me llena de un orgullo enorme cada vez que me encuentro con algún conocido de mi papa y me dice lo mismo.

Hago esta anécdota, porque hoy en día los valores y las buenas costumbres ya no importan. Recortándome el otro día donde mi barbero, veo que se estaciona en frente un Honda Accord del año, con unos tremendos aros y un equipo de música que se puede escuchar a varias cuadras. Cuando se abre la puerta, para mi sorpresa se desmonta del vehiculo un muchacho conocido del barrio, que hace un par de años atrás lo único que hacia era jugar basketball en la cancha, pues había dejado los estudios. Entra a la barbería, no a recortarse, si no a conversar con los barberos y la gente que estaba ahí, transcribiré una de las conversaciones casi exactamente como las escuché textualmente, por ende habrán palabras mal dichas:

Tipo: Dímelo chamaco
Barbero: Aquí, ya tu ve’ trabajando pa’ la comía. ¿Y esa maquinita?
Tipo: Na, tu sabes que toy en buena ahora. También compre una laptop y un “iPol” pa conetalselo al carro.
Barbero: Montro, ¿y tu sabe brega con to esa baina?
Tipo: No, pero eso e lo que ta de moda y to el mundo lo ta’ usando. Gaste par de miles de dolares en esa baina. Depue encuentro quien me enseñe a usarlo.

Es obvio que este muchacho no consiguió dinero para comprar su vehiculo, equipo de música, laptop, iPod (que ni siquiera sabia pronunciar) trabajando decentemente. A mi no me interesa realmente cómo el haya conseguido dinero para eso, lo que me da rabia es cómo él va a llenarle los ojos este muchacho que esta trabajando decentemente recortando para ganarse la vida; eso no se hace, matarle las ilusiones y esperanzas a aquel que se levanta con el sol de la mañana a buscar la comida de su familia, e incitarle a que haga lo mal hecho, pues es la única forma de conseguir dinero fácilmente.

Como dije anteriormente, me siento muy orgulloso de salir cada día y ganarme la vida honradamente; salir cada día en mi carro modelo 89 un poco viejo y sin aire acondicionado, pero mío; dormir tranquilamente cada noche con mi abanico KDK, y no trasnocharme en un aire acondicionado pensando que alguien me esté buscando para arrancarme la cabeza; salir y caminar libremente sin el temor de que una bala atraviese mi cabeza cobrando venganza. Nosotros los humanos morimos como vivimos, y la única herencia que podemos dejarle a nuestros hijos, más que cualquier posición económica, es la decencia, la honradez y los buenos valores; nunca olvidemos eso.

Querido Padre…

Tengo tantas cosas que contarte que no sabría por donde empezar. Todo ahora es tan distinto, veo el mundo con los mismos ojos, pero desde otra perspectiva; ya no estoy en la universidad ni soy un adolescente, te prometí que terminaría mis estudios y ahora soy ingeniero, ojala y hubieses estado en mi graduación, estarías tan orgulloso. La vida no ha sido fácil, me he topado con muchos tropiezos y decepciones, pero tu forma de ver la vida me ha ayudado bastante; me enseñaste que podemos vivir en una sociedad limpia y honesta si nosotros mismos actuamos como tal. Hoy en día la sociedad en que vivimos esta muy distante de eso, pero trato siempre de poner mi cuota en vez de juzgar a los otros, no soy el ciudadano perfecto, pero trato de contribuir con mi sociedad en lo mas que puedo.

Emilio tiene dos niños preciosos. Ya no vive en New York, ahora vive en Miami con su familia, pensó que la gran ciudad no era lo que quería para sus hijos. Yo me casé y tengo una familia preciosa, mi esposa se llama Paola y tengo un bebe encantador, se llama Omar y su nombre es una combinación de tu primer nombre y tu primer apellido, es una bendición de Dios que vive riéndose y esta contento todo el día; con lo tanto que te gustan los niños, me imagino que estuvieses loco y sin idea con él, es muy cariñoso. Voy todos los domingos a misa a darle gracias a Dios por la familia que tengo y por darme un bebe feliz. ¿Quién iba a decir que ahora tienes tres nietos?, te gustan tanto los niños que siempre te morías por ver una nieta, tus nietos son barones pero se que hubieses profesado el mismo amor por ellos, es una lastima que no los conozcas. Samir estuvo jugando baseball profesional en Canadá y en México, es por lo que siempre ha trabajado, pero al llegar de nuevo al país visualizo que su vida aquí llego al tope, así que decidió buscar nuevos horizontes, primero se mudo a Texas, pero ahora vive en New York con Manuel. De los cuatro, solo quedo yo acá, no lo hubiese creído que íbamos a parar así si me lo hubiesen dicho años atrás cuando estábamos todos en casa y almorzábamos juntos todos los días. Pero así es la vida, el mundo cambia y nosotros también. No debes preocuparte, pues aunque estamos lejos, seguimos muy unidos y hablamos hasta cuatro veces en la semana, tú nos enseñaste que la familia es lo primero y que debemos de apoyarnos.

Todo hubiese sido más fácil si estuvieras a mi lado aconsejándome y diciéndome cual camino tomar; pero me toco a mí elegir mi propio camino y fueron tus consejos que me ayudaron a tomar las decisiones correctas, tuve que aprender a madurar antes de tiempo. A veces me siento culpable por no haber compartido mas tiempo contigo, pero era solamente un adolescente que no veía mas allá de su mundo, creía que ibas a ser eterno para mi, espero que puedas perdonarme por eso. Todavía no me adapto por completo, aun pienso que te voy a encontrar cuando llego a la casa, o que me llamas cuando camino por las habitaciones, pero es duro enfrentar la realidad: hoy se cumplen 6 años de tu partida, y aunque he aprendido a ser conforme con la voluntad de Dios, no he podido arrancarme este dolor que desgarra mi alma.

Físicamente ya no estas, pero te siento en cada uno de mis pensamientos y en las acciones que hago, y te doy gracias por eso, por lograr que nuestras acciones sean el producto de tu crianza, espero transmitirle lo mismo a mis hijos. No se si eres capaz de leer mis pensamientos, escuchar cuando te hablo o tan solo leer lo que estoy escribiendo; pero espero que puedas sentir todo el amor que siento por ti, porque aunque no pueda verte, seguirás estando vivo en mi corazón. Te amo papi, y te extraño mucho, espero que podamos juntarnos algún día.

Con amor, tu hijo querido.

En memoria de mi padre, Otto Martínez
8 de Junio de 1937 – 4 de Agosto del 2000