Despertando del Letargo

De vez en cuando, entro a éste espacio simplemente para saber que está ahí, que no se ha movido a ningún lugar, pero hasta hoy no me había dado cuenta de que durante lo que va de año no he escrito ni una sola entrada. A veces entro con ganas de escribir o compartir algo, pero la verdad es que me he dejado envolver en la rutina, en los compromisos, en el trabajo, en el estilo de vida que nos lleva a millón y nos deja poco tiempo para disfrutar.

Muchas veces he entrado con la intención de borrar éste espacio, pensando en que ya ni escribo y por lo tanto nadie pasa por aquí, pero mi esposa me ha convencido de dejarlo abierto porque he invertido mucho tiempo de mi vida escribiendo pensamientos, historias y ocurrencias.

Hoy no sé qué mosca me picó, pero al entrar simplemente me dieron ganas de escribir. No sé cuando escribiré otro post ni sé si habrá otro, pero hoy quise compartir lo que ha estado rondado por mi cabeza desde hace un par de días.

En éstos últimos dos años he invertido mucha energía, tiempo y esfuerzo en tratar de hacer un plan de vida para mí y mi familia, cumpliendo compromisos, tratando de mantener todo encarrilado, exigiéndome mucho para que un día pueda sentarme y disfrutar todos estos logros junto a mi familia.

Recientemente me he dado cuenta de que he perdido el enfoque. Debo seguir trabajando para mi plan de vida, pero de nada vale completarlo si no disfruto hacerlo, sino saboreo cada paso, sino me relajo, si no me detengo un día y me paro a ver el mar simplemente porque quiero, si no soy espontáneo, si no me consiento, si no consiento a mi familia, si no disfrutamos hacerlo todos juntos.

He leído un par de veces ésta frase, y hasta hoy no capto el significado, no recuerdo muy bien como dice pero en esencia lo que quiere dejar dicho es lo siguiente: “La vida es lo que pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes”. Hoy quiero vivir más la vida, no es sencillo debido a que debo de dar un pequeño giro a mi actitud y a mi vida, pero es un objetivo a corto plazo que me voy a trazar.

Hoy quise despertar éste espacio de éste gran letargo simplemente para compartir esto con ustedes, si es que todavía queda alguien rodando por ahí.

Las Preocupaciones

Las personas que somos responsables tenemos, tenemos la tendencia de siempre planear todo y preocuparnos cuando algo no sale como lo esperado, o cuando tenemos algún problema, siempre estamos pensando en la manera de cómo resolver o cómo salir de cierta situación. Y me refiero a las personas responsables, porque un buen cialis grupo de la población dominicana aunque no saben lo que van a comer la semana que viene o no tienen para pagar la mensualidad del colegio, siempre los ves abonados en la esquina bajando romo todos los fines de semana, pero ese es otro tema.

Antes solía preocuparme al punto que a veces me deprimía, pero con el tiempo aprendí a no darle mente a las cosas que no puedo resolver en determinado momento, eso no quiere decir que me vuelva charlatán e irresponsable, simplemente sino lo puedo resolver no me mortifico. Aún así, siempre vivo buscando la manera de cómo resolver y buscar la vuelta sin llegar al punto extremo de la preocupación.

El día que decidí no darle tanta mente a las cosas, fue porque me sucedió algo muy jocoso. Cuando teníamos un solo vehículo, me tocaba dejar a mi esposa en el trabajo y luego dejar a mi hijo en el day care (en ese entonces tenía como dos años y unos cuantos meses). El que tiene hijos puede entender que uno a veces se hace inmune al sonido de ellos y el de los juguetes al punto de no escucharlos, y estaba yo manejando luego de dejar a mi esposa y pensando en algo que tenía que resolver.

No sé si a ustedes les ha pasado, pero como que me fui lejos manejando, estaba consciente de todo mi entorno y todo lo que sucedía, pero como que fue mi subconsciente que me llevó al trabajo. Me estaciono y apago el carro, duro como un minuto terminando de llegar a la conclusión de lo que estaba pensando, y de repente escucho: “Papi, ¿Me vas a llevar a tu trabajo?”

No lo podía creer, se me olvidó por completo que el niño estaba detrás y arranqué con él para el trabajo. Por suerte el Day Care quedaba bien cerca, pero me pasé el camino de regreso riendo como loco, y a partir de ese día decidí en no pensar de problemas mientras estoy manejando. Desde ese momento, cada vez que voy manejando solo subo el radio a todo volumen y voy cantando a todo pulmón, es la manera de sacar de mi cuerpo todo el estrés que acumulo en el día, mucha gente se queda mirándome pensando como que tengo problemas mentales, pero de verdad que no me importa, simplemente lo disfruto.

Retrospectiva

Los seres humanos, en su mayoría, nos fijamos diferentes tipos de logros y metas, ya sea en el área personal o laboral. Particularmente yo tengo muchas metas fijadas a nivel personal y de familia, pero primero tenía cumplir mis metas laborales para poder tener cierto nivel adquisitivo que me pudiera ayudar a alcanzar mis metas personales y poder disfrutarlas plenamente.

En eso he estado durante los dos últimos años, y ha sido una travesía increíble llena de experiencias y emociones. El punto está en que siento que mis metas laborables están prácticamente cumplidas, pero mis metas personales aún siento que están tan lejos como dos años atrás, y recién momentos antes de comenzar a escribir éste post me he dado cuenta de que todo éste tiempo he estado equivocado.

Mi error estuvo hacer dependiente una de la otra, cuando lo que tuve que hacer fue irlas trabajando al mismo tiempo. Siempre tuve la mentalidad de que una holgura económica facilitaría mi vida en cierto modo, y aunque no puedo negar que la ha hecho un poco más cómoda, tendemos a crearnos nuevas responsabilidades y necesidades, que podemos bien necesitar (valga la redundancia) pero sin embargo mantiene nuestras preocupaciones y compromisos en un ciclo que se activa cuando creemos que ha concluido.

He tenido la oportunidad de sentarme a pensar un poco en casa, y he decidido ser menos metódico y más espontáneo, sonreír cada vez que tenga la oportunidad, poner atención a los detalles y comenzar a darle espacio a esas pequeñas cosas que van formando mi proyecto de vida, como éste blog por ejemplo.

buy cialis

Nostalgia

  • Los bizcochos que mami horneaba en cada cumpleaños
  • Caminar por el club con mi papá
  • Las tardes de domingos en casa de papá miguel
  • Jugar la latica a las 5:45 de la tarde justo después de que la luz se fuera
  • La ciudad vista desde una guagua ruta 44, de esas que tardaban 3 horas en llegar desde los 3 brazos hasta el parque independencia
  • Jugar al matao, con una pelota de volley ball a medio llenar, o la plaquita con una pelota hecha de medias enrolladas
  • Los bizcochos redondos, esos que le sobresalían el borde y tenían mermelada de piña en el centro
  • Los memelos, despegados con un cuchillo de la bandeja, esos que tenían sabor a calle
  • Esperar a las 3 para jugar Super Mario a ver si ésta vez tenía suerte en rescatar a la princesa
  • El amanecer en la playa, cuando se podía dormir en casas de campaña
  • Los días del niño en el colegio, comiendo picaderas con refresco rojo e intercambiando regalos
  • Mirarla a través del salón, pensando cada día la forma en que me iba a declarar, sin saber que nunca iba a hacerlo
  • Sentarme en el banco del parquecito de la cancha de APEC, haciendo horas para la próxima clase
  • Cargarte cuando eras tan pequeñito, cuando me cabías en un solo brazo

Además de éste blog, arranqué con otros dos proyectos. Den una vueltecita por allá, y si les gusta háganlo suyo tal y como hicieron con éste.

El primero es José Martínez / Blog en el cual trataré temas de contenidos diversos, y el segundo es José Martínez / Photo Blog en el cual mostraré la vida a través del lente de mi cámara.

¿Cuándo la vida se volvió tan complicada?

Este fin de semana que recién termina, fue bastante ajetreado para mí. Como fue fin de semana de cobro, me tocó ir a los diferentes bancos y proveedores de servicios a pagar deudas y responsabilidades, ir de compras, hacer diligencias, priorizar cosas y tomar decisiones económicas. Todas estas cosas se sumaron a varias situaciones personales que tengo que resolver ya que me están afectando.

Al terminar el domingo, sin poder más y hablando con mi esposa solté la pregunta: ¿Cuándo la vida se volvió tan complicada?. La pregunta me surgió pensando en que hace apenas 10 años la vida era mucho más sencilla, la preocupación de aquel entonces era solamente qué carrera estudiar y qué universidad escoger. Hoy todo es responsabilidades, y lo más difícil es tomar las decisiones, pues estas pueden afectar tu futuro inmediato y el de tu familia.

Mi esposa me mira a los ojos y me responde con otra pregunta: ¿Cuándo la vida se volvió tan hermosa?. Su pregunta era para responderme que a pesar de las complicaciones de la vida somos una pareja unida con un hermoso niño, somos jóvenes profesionales con buenos trabajos y con todo el mundo por delante. A nuestra corta edad, estamos logrando cosas que quizás nuestros padres tardaron 10 o 15 años en conseguir.

La verdad es que las mujeres siempre se las traen, son el lado dulce equilibran la vida de responsabilidades que llevamos. Con un simple beso, una mirada, una caricia, con el más mínimo detalle hacen que todo eso y mucho más valga la pena.

Reconexión

Ya son 173 días desde que decidí abandonar el blog, de verdad que nunca pensé que iba a durar tanto ya que fueron más de tres las ocasiones en que entré a mi Dashboard y escribí vario borrones de posts, que posteriormente decidi borrar.  ¿Qué he estado haciendo todo éste tiempo?, pues trabajar mucho; una de las decisiones por la cual decidí abandonar el blog era porque mi trabajo me estaba demandando mucho tiempo, pero gracias a Dios la decisión de dejar el blog no fué radical como mencioné en aquel entonces.

Mi trabajo ha sido una experiencia fascinante, pero todas las responsabilidades que he asumido han generado un cúmulo de estrés que tengo que canalizar de alguna manera, y es así como nace nuevamente la necesidad de conectarme nuevamente a las redes sociales, y ver que han estado haciendo últimamente mis amigos.

Luego de la desconexión total, he estado desde hace varios días introduciendome poco a poco nuevamente al MicroBlogging a través de Facebook y Twitter, y la experiencia ha sido más que gratificante, por lo que he decidido retomar poco a poco nuevamente las andanzas en el blog para escribir historias, pensamientos y anécdotas cuando lo crea necesario (no esperen posts diarios).

Mi blog comienza su nueva etapa el día de hoy, habrá cosas nuevas que contar y compartir y espero que ustedes también formen parte de éste nuevo proceso.

Bienvenidos nuevamente a mi espacio.

Todo Lo Que Tiene Un Principio…

Llega un momento en la vida en la que nos detenemos a pensar, miramos hacia atrás y vemos lo que éramos y las cosas que hicimos, vemos ahora lo que somos y las cosas que hacemos, y todo esto nos servirá para ver la persona en la que nos estamos convirtiendo, y qué debemos hacer para terminar de forjar a esa persona.

Gracias a Dios, para mi llegó ese momento. Antes creía que la vida era un poco injusta, pensaba que me había esforzado mucho y no recibía una remuneración que vaya acorde a mi esfuerzo. Así fue que nació éste blog, una forma de desahogo, de contar mis anécdotas, mi travesía por la vida hacia el camino de mis sueños.

Durante los últimos meses he ido cediendo el tiempo del blog con el pretexto de que tengo mucho trabajo y casi no tengo tiempo, que la musa se ha ido de vacaciones y que estoy esperando que llegue, pero la verdad me estaba engañando a mi mismo: Ya Demetrix contó todas sus anécdotas, ya contó todas sus ocurrencias, ya completó su etapa.

Hace dos años mi vida dio un giro inesperado, pues llegó la oportunidad que tanto andaba buscando. Me he esforzado mucho en éste último año, ese esfuerzo ha traído sus frutos, obviamente tengo mucho más trabajo y responsabilidades que a principio de año, pero estoy feliz porque estoy haciendo lo que me gusta.

Yo he crecido mucho, he evolucionado bastante a través de éste blog, me estoy convirtiendo en la persona que quería ser y cada uno de ustedes han cooperado con éste crecimiento, pero siento que Demetrix ya no es parte de ésta persona, por eso creo que ya es tiempo de dejar ir el blog.

Coincidencialmente días atrás Wilson (Karavelita) cerró su blog pero mi decisión es pura coincidencia, este post ya tiene como dos meses esperando a ser publicado; pero no creo que mi dicisión sea tan radical como la de él, escribir es una pasión oculta que he descubierto a través del blog y no creo que la deje tan fácilmente. A lo mejor vuelva a escribir nuevamente, pero tal vez en otro espacio, con otro nombre y de otros intereses, ¿cómo lo sabrán?, pues no sé, a lo mejor divagando por ahí entre blogs puedan encontrarme y tal vez me reconozcan.

Quiero agradecer a todos los hermanos bloggers que conocí a través de éste espacio y que han formado parte del mismo a través del tiempo, los seguiré leyendo en silencio; agradecer a todos aquellos que leen en silencio (la mayoría), gracias por su apoyo silente; a todo aquel que no fue tan amable al comentar, aunque no lo crean pude sacar críticas constructivas de sus comentarios; a todos, simplemente gracias.

Así, como el título de la secuela que dio fin a la trilogía que en parte dio nombre a este blog (suena complicado, pero así mismo es): Todo lo que tiene un principio, tiene un final; este blog ha llegado a su final.

Hasta pronto…

Ya No Te Extraño

Al principio de tu partida, solía deprimirme mucho porque me hacías mucha falta, te buscaba en todos lados, todo me recordaba a ti y en muchas ocasiones me sentí culpable por no haber pasado mucho tiempo conmigo, quizá por inmadurez.

Luego de superar el dolor y la pena, la vida se volvió más normal, pero aún así sentía que algo me hacía falta, mi vida no estaba llena, ya no estabas allí para aconsejarme y contarme las fascinantes historias acerca de tu juventud.

Hace unos años formé mi propia familia, tomando como base tus ejemplos y enseñanzas para ponerlas en práctica, y creo que ha resultado bastante bien, creo que a mi corta edad he desarrollado una madurez increíble, seguro que estarías muy orgulloso de mí.

Hoy me siento bastante extraño, porque a pesar de que cada día estás presente en cada una de mis acciones, ya no me hace falta tu presencia física y no me siento culpable por ello. Tal vez sea porque ya te nos fuiste hace 8 años, y pienso que ya es hora de dejarte partir.

Sí, hoy ya hace 8 años, y me bastó tanto tiempo para superarlo, aunque ya varios años atrás creí haberlo hecho ahora es que realmente me doy cuenta que es así. Estés donde estés, espero que estés bien, y quiero que sepas que estarás siempre presente en mí y en todo lo que transmita a mi hijo.

Te Amo

Relacionado: Querido Padre…

Mi Profesión es: Ser Extranjero

En éste país son muy escasas las oportunidades para los profesionales, estamos en un mercado en que un título universitario es válido para un empleo técnico que paga un poquito más que un sueldo mínimo, lo digo porque particularmente yo viví varios años atrás.

Yo tuve la suerte y la dicha de que me dieron la oportunidad (de esas calvas que aparecen) de demostrar mi capacidad y mi potencial que a mi juicio estaba desperdiciando en mi antiguo trabajo, pero quizás el total de las personas que hemos tenido la misma oportunidad reflejamos como mucho un 2% del total de la población profesional de nuestro país.

Esta situación nos ha obligado a tener que prepararnos más para valer en el mercado (hacer postgrados, maestrías, diplomados, cursos técnicos, etc.) lo que equivale a una buena inversión a nosotros mismos, que como va la inflación nunca vemos el beneficio de retorno sobre la inversión.

Lo que muchos no contamos es que cuando nos preparamos para alcanzar ese puesto tan remunerado que tanto soñamos, nos encontramos que ya fue llenado por otra persona con la misma (y muchas veces inferior) capacidad que la nuestra, pero con una diferencia: es extranjero, por eso hay que pagarle en dólares, vehículo, vivienda, dieta y colegio de los hijos (adicional del salario) porque habla con otro acento.

Particularmente conocí un caso de un profesor de historia de APEC: él era historiador, antropólogo, sociólogo, tenía varias maestrías y un PHD en historia. El profesor ganaba bien, pero se quejaba de que una profesora de literatura, que simplemente daba una clase de redacción le pagaban más por hora y en dólares, simplemente porque era española (fueron sus palabras textuales).

Nuestras empresas no valoran nuestro mercado, y prefieren invertir más en una posición la cual con un poco más de incentivos y menos inversión que importar un recurso, pueden conseguir localmente. Ahora bien, aquí viene la pregunta del millón: ¿Las empresas no nos valoran, o en cambio nosotros mismos no nos damos nuestro valor ni nos damos a representar como debemos?, sea usted el jurado.

Mi Segundo Año

Últimamente he estado tan desconectado de mi blog, que cuando leí éste post de cheluca fue que vine a caer en cuenta que el segundo aniversario de mi blog pasó el pasado 11 de Julio. No voy a volver a hacer la historia de cómo comenzó todo porque ya la relaté en mi primer año.

En los últimos meses mi blog ha dado un giro inesperado para mí, tal como comentó Lacxos en un post de Will, parece que el Viaje a NY me afectó, pero en verdad me hizo dar cuenta de que necesitaba vacaciones, y parece ser que le tomé el gustico porque me tomé varias semanas en tomarle el ritmo al asunto.

El asunto es que, entre la presión de trabajo, los nuevos proyectos y la familia; me han dejado con poco tiempo para postear, pero a pesar de todo he visto que unos cuantos aún siguen ahí, esperando, y eso lo valoro. Solamente queria dar gracias a Dios por permitirme continuar con éste proyecto, por conocer tanta gente a través de éste medio y sobre todo darle gracias a todos que han hecho de éste espacio su espacio.

Happy BlogBirthDay to Me!