Manual de Tránsito Bajo La Lluvia: Segundo Volumen, El Motorista

Andar en un motor es bastante singular en épocas de lluvia, ya que andar en motor o andar a pie es lo mismo, aunque un poco peor según mi consideración ya que aunque te desplaces más rápido, hay pocas opciones de cómo cubrirte. Una opción es pararte bajo un puente seco o un lugar donde puedas cubrirte hasta que pase la lluvia o ingeniártelas para poder transportarte.

Lo primero es que tienes que conseguir un pedazo de cartón seco y adaptárselo a la parte trasera del motor para que el agua y el sucio que levanta la rueda trasera no te ensucie la espalda, dejándote una sola raya de sucio tal cual fuera un zorrillo.

Lo ideal sería que te pudieras conseguir un traje impermeable para que no te mojes tu vestimenta, pero como la mayoría simplemente no se lo puede comprar, una opción es comprarte una o dos fundas de basura grande que se utiliza para echar la basura del jardín. En la parte del fondo le haces un hueco en el centro para meter la cabeza, y le haces dos huecos en los lados para poder sacar las manos; con la otra funda puedes abrirle el fondo para cubrirte de la cintura para abajo y voilá!, tienes un traje impermeable desechable.

Al igual que el peatón, anda con tu par de fundas para ponértelas en los pies para que no se te moje el calzado. De la misma manera que haces tus malabares para meterte entre los carros a 150km/h, utiliza tu equilibrio para subir los pies y manejar mientras cruzas un charco para que no se te mojen los pies.

Otros consejos que tengan los pueden dejar en los comentarios, esperen la tercera y última versión.

Relacionado: Manual de Tránsito Bajo La Lluvia