Pasando Cambios

Todo comenzó en semana santa, cuando mi esposa inocentemente salió a dar una vuelta con mi hijo y los sobrinos en el carro, confiada de que como era Semana Santa la ciudad iba a estar vacía. En realidad estaba vacía, pero no contaba con que los pocos que quedaron iban a andar a alta velocidad; así que un carro se le estrelló como a 120 km/h mientras estaba parada. Gracias a Dios a mi esposa y a los niños no les pasó nada, pero el carro quedó con un golpecito (según ella cuando me llamó) mientras que el irresponsable que se estrelló emprendió la huida.

El hecho es que el “golpecito” nos va a salir un poquito caro, y que estamos a pie desde el lunes ya que metimos el carro enseguida a arreglarlo ya que andar con un carro chocado está como medio jodón. La suegra nos presta su carro por dos días, pero lo tenía que entregar; por suerte mi jefe me ofreció voluntariamente a alquilarme un vehículo mientras reparaban el mío, ya que en la oficina tengo que moverme constantemente por asunto de reuniones y eso, y es ahí cuando empieza mi travesía.

El martes comienzo con las cotizaciones a ver cual sitio me daba el mejor carro al mejor precio. Reviso las cotizaciones y tomo mi decisión, paso la cotización a contabilidad para que me hagan el cheque, pero no contaba con algo: es evidente que se necesita una tarjeta de crédito para alquilar un vehículo, como yo nunca había alquilado uno no tenía ni idea de cuál es el procedimiento. Le comento a mi jefe, y él accede a darme su Tarjeta de Crédito y su Cédula para yo haga la gestión, pero todos los Rent Cars me dicen que el dueño de la tarjeta es el que tiene que ir a hacer la gestión, cosa muy difícil ya que aparte de que él tiene una agenda muy apretada.

Para no cansarles mucho el cuento, conseguí un Rent Car que estaba en malecón que me iba a aceptar hacer el pago si lleva la tarjeta y su cédula original, pero cuando doy mi viaje me saltan con que revisaron su cédula y no está en el padrón (viaje chino); consigo otro que lo acepta pero él tiene que hacer una carta autorizando a usar su tarjeta, hago la carta pero mi jefe no aparece sino hasta las 4:30 de la tarde, hago que me la firme y me preparo para ir a buscar mi carro porque estoy a pie, pero cuando estoy a punto de salir me llama para que me integre a una reunión que él tenía con unos clientes; la reunión terminó a las 5:50 y el Rent Car cerraba a las 6, cuando salgo hoy habían mas tapones que nunca.

Llego a las 6:30 y gracias a Dios todavía quedaba el gerente, después de rogarle accedió a entregarme el vehículo. Pero resulta y viene al caso que el único vehículo que quedaba era mecánico, así que ahora estoy cogiendo lucha un hombre que tenía como 12 años que no manejaba un carro mecánico. De camino a la casa el carro se me apagó cono unas 5 veces, y todavía no lo sé arrancar muy bien. Hace tiempo que no tenía días así, de esos en los que se te caen todos los palitos y se te mete como una mala racha. Ya creo que el blog y mis travesías tienen mucho que ver.

14 pensamientos en “Pasando Cambios

  1. Lo bueno de estos es ke tu familia no salió lastimada 🙂 y te entiendo perfectamente ayer mi día se volvió grosero después de las 5 y 20. Santísimo!!! cuantos carros.

  2. Por mi madre, q esas vainas na ma te pasan a ti.
    Diablog! Q fuerte.
    Por suerte q la familia quedo bien del ´golpecito´.
    Fijate que taba bucando opciones pa comprame un carro… y aparecio una super oferta. Bien: mecanico y diesel!
    LA vaina es que no se maneja mecanico. Pero na, a seguir buscando opciones.
    Suerte en tu travesia.

    Saludos HAL.
    pb

  3. Que fuerte.. Y lo peor es que el tipo salió huyendo, de verdad que en este país hay cada $%#@^&*^… Oyeme que cuerda

    Pero nada paciencia y mucha SUERTE PARA USTED,

    Besos por acá,

  4. lo primero: que Paola y los niños estan bien…Gracias a Dios…

    lo 2do y ultimo: dejame respirar…osea, men…tenias como 12 años que no manejabas “mecanico”…ok..dejame ver, es algo asi como que aprendiste chiquito a montar bicicleta y ya no puedes?…
    el hombre-hombre, despues que es hombre, tienen que saber manejar “mecanico”, sino…buehhh

  5. @Pao: Ayer parecía como que estaban regalando algo en la calle

    @Pulsaerbeta: Busquese un automatico, se coge demasiada lucha

    @Laura E.: Jajaja, asi mismo!!!

    @sunnyblueskies: El olds está buano para contemplarlo, no me atrevo a manejarlo

    @Avalon’s Butterfly: Ese lo que es un buen abusador

    @wilson: Cuando me estaban enseñando a manejar, era en la camioneta de mi papá que era mecánica, como a los 3 meses compraron el Accord, asi que no llegé a cojer el piso; el problema mio es arrancar, uan vez que arranqué ya no tengo problema… ahh, y dejese de estar de chismoso

  6. Papá, pero tómate un ratico en las noches y ponte a dar vueltas a la manzana para que te acostumbres de nuevo.

    ¡Qué bueno que a Pao ni a los niños les pasó nada! A ella que esté pendiente de la placa (aunque espero que no haya una próxima vez) para que la ley se encargue de ese PPF.

    Dependiendo del seguro que tengas, puedes rentar un vehículo. Y si ya lo rentaste y conociendo tu racha, llama y dile que quieres sacar un seguro por si te pasa algo. Vas a tener que llevar el carro para demostrar que no te ha pasado algo 🙂

    Ah, y para la próxima vez que necesites rentar un carro, en vez de cojer tanta lucha con tu jefe, me llamas, y yo voy y lo alquilo.

  7. 1ro. – ¡Qué bien que Paola y los niños están sanitos! 🙂 Thanx Papa Dios!

    2do. – Dmx, yo sabía que no pasaría mucho sin que volvieras a “pasar” por una de esas que “solo te pasan a ti”.

    NOTA. – Tampoco es que quiera que te den “golpecitos” a cada rato. ¿No podrías pensar en asegurar el auto…? Solo por si acaso? Mi primo Omar (si, precisamente) pasó por algo similar hace varios dias y se libró del billetazo que costó todo el asunto de reparación y demás yerbas aromáticas.

    Mientras tanto vete a Boca Chica cuando puedas, tirate de espaldas y ya tu sabes que hacer con la cola de un buen pescado 😉

  8. Oh Dios mío, por fin encuentro alguien que se sabe la impotencia que se siente andar en un carro que se te apaga a cada rato. Me está pasando lo mismo, me quedé sin carro y el que tengo prestado es un Fiat Uno Mecanico. Yo estoy pasando el niagara en bicicleta. El carrito se me apaga en todos los lados y sobre todo en los semáforos y para colmo a veces ( según me explicó un experto) el cloche se inunda ( no sé que es eso) pero el asunto es que debo esperar 10 minutos para intentar prenderlo otra vez cada vez que esto sucede. El viernes pasado causé un tapón y su madre en el semáforo de la Romulo Betancourt con Luperón. Yo estoy que ya no sé que voy a hacer. Yo no sé para que existen los carros mecánicos, eso es demasiado incómodo.

Los comentarios están cerrados.