La Policía y el Alcohol

Me encontraba yo a la 1:30 de la mañana del día 1 de Enero bailando, y para que esto ocurra debí haber tenido por lo menos 2 litros de Jhonie Walker abajo ya que normalmente no soy tan desinhibido, pero el alcohol me saca el joven canero que hay en mí; bueno, el hecho es que estamos en casa de mi tía disfrutando el año nuevo y antes de pasar por donde mi suegra a seguir la rumba, mami pide que la lleve primero a su casa porque ya tiene sueño, como siempre.

Dejo a mami en su casa, y de regreso veo que hay un operativo de atraco oficial centella de la policía en la avenida Venezuela, y como mi carro tiene un sticker de PARAME que solamente los policías lo ven, ya iba preparado psicologicamente para la rutina de la preguntadera:

  • ¿Tiene sus papeles al día? Sí (pero no me los pide para verificar)
  • ¿Es usted militar? No (bueno, al menos que no se lo diga desde un principio para que no me joda y espere a que usted me pregunte)
  • ¿Tiene usted arma de fuego? No señor (bueno, realmente tengo una 12, una 45 y como 5 granadas en el baúl)

Luego de todas las preguntas, cuando confirma verbalmente que no hay por donde agarrarme ya que no confirmó si mis respuestas eran ciertas, el policía me tira al cuello diciéndome que está desde temprano, que no ha comido nada y que si tengo para un refresco. Yo estaba prendío y medio y no me daba la gana de darle nada al policía, asi que le dije que no tengo menudo.

El tipo volvió a insistir, y mi esposa le pregunta que si quiere un vino, y el tipo responde que lo que quieran darle está bien, asi que saca una de las botellas de vino que estaban sin destapar y se la entrega. No me atreví a sacar la cámara, pero de seguro este hubiese sido un momento Kodak: Un hombre con unos cuantos tragos en la cabeza detenido por la policía, le pasa una botella de alcohol para que lo deje ir; de seguro a Franklin Almeyda le hubiese gustado ver esa foto.

Después de ahí seguimos para donde mi suegra a continuar la bebedera y el vacilón, y entre tragos pensé que el año no había empezado bien y ya tenía mi primera anécdota para contar. Creo que debí de haber seguido de largo para Boca Chica y tirarme de espaldas, a ver si no me pasan tantas bainas en éste año.

La Bebida como Factor Social

Post dedicado al Mamarrachi

No, no es el título de una tesis aunque lo parezca, es solo un análisis que me vino a la mente este viernes en la mañana cuando intentaba planificar mentalmente mi fin de semana, y es que en cada cosa que pensaba siempre había bebida de por medio.

Nosotros los dominicanos tendemos a mezclar la bebida alcohólica en cualquier evento social, no importa cuál sea. Es por eso que aquí nunca se ha armado un reperpero ni una guerra civil en contra de los políticos corruptos que desfalcan la nación, y es que cuando nos ponemos a criticar, nos vamos encendiendo y nos paramos en un sitio y buscamos un traguito en lo que se organiza el plan estratégico para hacer un golpe de estado; pero al tercer trago todo se olvida y terminamos hablando de pelota.

La bebida siempre nos acompaña desde el momento de nuestro nacimiento, he aquí mi análisis:

  • Cuando nacimos de segurito que nuestros padres celebraron con un trago (nuestro primer contacto indirecto con la bebida).
  • En nuestro bautizo, aun siendo una ceremonia religiosa, en la celebración siempre tiene que haber o vino o whiskey.
  • En los cumpleaños de los niños nunca pueden faltar los gorritos, las funditas de los dulces, el bizcocho y una caja de cerveza para los padres que llevan a los niños al cumpleaños.
  • Cuando nos conseguimos una jevita celebramos con un pote y los panas.
  • Cuando la misma jevita nos da un sumbón nos desahogamos con 3 potes y los panas.
  • Cuando nos juntamos a estudiar en la uni, luego de que terminamos no caen mal un par de frías para enfriar las neuronas.
  • Cuando nos graduamos nos damos el famoso jumo que nunca se olvida.
  • Cuando uno se casa, lo que no puede faltar en la boda es vino o whiskey.
  • Cuando la mujer nos dice que está embarazada celebramos con los amigos destapando un 12 años.
  • Cuando nos dicen que va a ser barón, nos damos otro jumo para celebrar.
  • Cuando nace, viene la famosa celebración y el mismo círculo vicioso.

Los puntos antes mencionados es solo un ejemplo de unos cuantos eventos sociales en los cuales no pueden faltar la bebida, pero cabe destacar que al 95% de la población dominicana cuando llega el viernes ya se le va haciendo en la mano el molde en donde encaja perfectamente un vaso de bebida.

Nosotros los bloggers hasta tenemos nuestra bebida oficial que es Blogstoff (cero nombre real hasta que nos ofrezcan patrocinio, jejeje). De esta bebida, no pueden faltar menos de 10 botellas en cada reunión, y es que la bebida nos alegra el alma. ¡Que viva el romo carajo!

Arte: Blogstoff by Javier Vicente

Night at The Eagle

Ayer mientras estaba en el acostumbrado almuerzo entre algunos Blo-thers (palabra registrada por Pulsar Beta), entre varios temas que tratamos les hice una de las tantas anécdotas que me paso con mi hermano Samir. Resulta y viene al caso, que una noche Samir me dice que me cambie que vamos a salir a ver que se nos pega en la calle. Yo inmediatamente me baño, me cambio y me pongo mi pinta bacana: botas marrones de punta cuadrada, jeans guallados delante, correa del mismo color de la botas y camisa con las mangas dobladas hasta el ante brazo.

Dimos varias vueltas por la Venezuela y no había nada, dimos otra vuelta por la avenida del puerto y estaba mas frío que Alaska, asi que tomamos rumbo nuevamente para New Jersey (aka la Zona Oriental) y veo que toma rumbo hacia la San Vicente. Cuando llegamos al destino, todavía no podía creer que Samir me había llevado a ese sitio. Mi querido hermano me llevó nada mas y nada menos que a “El Aguila”.

Para los que no viven en la zona oriental, y los que no saben que es “Disco Sonido El Aguila”, no es mas que una famosa discoteca en donde solamente ponen salsa de las viejas, y que tomo mucho auge a mediado de los 90; ademas como en todas las discotecas te revisan antes de entrar, pero si no tienes un puñal o un arma de reglamento no puedes entrar ya que ellos no se hacían responsable de lo que te pudiera pasar dentro del local.

Ya estábamos allí así que lo tomé a chercha y entramos, a ver por que era tan famoso y controversial el sitio. Lo primero es que dentro del local, todos los hombres estaban en tenis, bolos y una camisa hawaiana o muy colorida. Cuando entro, todo el mundo me comienza a mirar raro (claro, yo era el único que desentonaba en el lugar con mi pinta bacana), se sentía un aire muy cargado en el ambiente, así que todo el tiempo me mantuve mosca. Par de mujeres me invitaron a bailar salsa, pero no lo hice primero porque yo no se bailar salsa, y segundo porque yo quería llegar ileso a mi casa.

Gracias a Dios esa noche no pasó nada, pero también yo fui muy precavido y tomé mis medidas. He aquí mis recomendaciones por si algún día visitas un sitio como este:

  • Lo primero es que trata de ir vestido de acuerdo al lugar, no pretendas tener la pinta del jevito mas bacano porque entonces algunas mujeres comenzaran a mirarte, lo que provocara el disgusto de los hombres presentes.
  • Trata no tener contacto visual directo con ningún hombre, si lo haces van a creer que estas mirando mal y te puedes buscar tremendo problema.
  • Igualmente, trata de no tener contacto visual con las mujeres a menos que sean ellas que inicien el contacto. Si un hombre te pilla mirando a la mujer de él, o a una que el le está montando, vas a tener serio problema.
  • Debes saber bailar salsa, pero tampoco te pases de bacano, porque los hombres que visitan esos lugares normalmente no les gusta ser opacados, mucho menos por alguien que es nuevo en el lugar.
  • Trata de no tropesar con nadie cuando camines, porque te tildaran de fresco y provocador.
  • Trata de tener ni aunque sea un corta uñas para defensa personal, aunque ahora mismo cualquier pendejo te saca un encendedor (dígase, un hierro).
  • Si escuchas que se rompe un cristal, ni intentes averiguar si fue un vaso, sal juyendo y el día siguiente averiguas que fue lo que paso, no vaya a ser que se arme una guerra de botellas.

Si sigues estas recomendaciones puedes salir airoso de la noche, sino las sigues, déjeme decirle que tiene usted un par de pelotas de Basket Ball debajo de los pantalones.

Drink and Work

Me encontraba yo trabajando en un hotel, en una conferencia de 3 días que impartía la empresa en donde laboraba en aquel entonces. El tema principal era algo que no tenia que ver absolutamente nada con mi carrera ni con mi trabajo, pero ahí tenía que estar yo dando soporte, estar pendiente de las computadoras portátiles y del data show.

El día no pudo estar más aburrido para mí, así que en la noche, luego de cenar, compensé divirtiéndome un poco en el bar y en la discoteca. Y precisamente ese fue el detalle, me divertí tanto que comencé a beber todo trago que se me ocurriera pedir en el bar.

Con dificultad, pude llegar a mi habitación y me tiré con todo y ropa. Al otro día me levanta la luz de la mañana, y estando un poco aturdido y mareado, me preparo para bajar al desayuno con tremenda resaca. De camino al área de comida, se me nubla la vista, comienzo a sentirme un poco mareado y también me comienzan a dar náuseas. Me dirijo corriendo al baño, para llegar justamente cuando comienzo a llamar a Juan.

Ya en la jornada de trabajo, creo que tengo la situación un poco controlada, pero de un momento a otro vuelven las náuseas, así que tuve que ir a llamar a Juan por segunda vez, y en 30 minutos por una tercera. Se me acerca uno de los organizadores, y me pregunta qué me pasa, lógicamente no podía decirle que tenía una resaca que me estaba llevando quien me trajo, así que le dije que me hacia caído mal el pescado de la comida del día anterior, y al parecer tenía intoxicación.

La excusa fue muy buena y la actuación fue excelente, pues no tuve que forzar mucho para poner una cara totalmente pálida porque de hecho la tenía, pero lo que se me había olvidado calcular, es que estaba trabajando con doctores, así que me dijo bien cerca del oído “Mi hijo, ve a la farmacia del hotel, tómate una rapidita, vete a tu habitación a echar una pavita y regresa después del medio día que yo te cubro”. Yo no encontraba dónde meter la cara de la vergüenza, pero ya yo tengo una maestría en pasar vergüenzas, así que me hice el chivo loco e hice exactamente lo que me indicó.

Esa vez aprendí la lección, en las demás actividades luego de cenar y de ver el show del hotel, me metia temprano en mi habitación a ver televisión.

La Gozadera del Sábado

Pues le cuento que el sábado nos reunimos los bloggers de Santo Domingo para celebrar el primer año desde el primer CoroBlog. De camino, decido cruzar primero por casa de mi suegra para pasar a buscar un perfume que se me habia quedado allá. Llegando, comienza a caer tremendo aguacero y yo andaba sin paraguas, asi que tuve que chuparme como 15 minutos dentro del carro a esperar a que me rescataran.

Luego de que la lluvia calmara, arranco pa’ Cinema Café con mis dudas de que iba a ir gente por el aguacero que calló, pero al llegar me doy cuenta de que por la zona no llovió, no es que yo viva tan lejos, pero por mi casa parece que cayó el diluvio universal.

Cuando llego a Cinema solamente habian llegado unos cuantos: Alguien, Mr.Soto, Mak Xiderales y Lady Grey quien es bien chévere pero se tuvo que ir seguido pues tenia otro compromiso (espero compartir contigo mas tiempo en otra ocasión). Luego, comenzaron a llegar los demás: Alfonso, Marino, la estrella del rap Isak, Yde, Belle, Mich, el Mega Monchy, Glen, Joha, Luima, Ashat, Wil Karavelita, Ivan, Marielle, El Principe Mestizo, Cloklis y la sorpresa de la noche: Coyote desde SOJOMA (la verdad es que es todo un personaje).

Tambien, a este coro se unieron nuevos bloggers como Mariposshita, quien es super chevere, agradable y sobre todo liviana (super buena gente, para los mal pensados); Cry or Sleep; Little Jenn quien tambien es super chevere, contrario a lo que dice Ashat que es comparona, jejejeje; Estibalitz1; Mayra y dos chicas mas que no recuerdo sus nombres (les dije que no lo garantizaba, pues el brugal tiene efecto de perdida de memoria a corto plazo en mí), pa la proxima que to el mundo vaya con sus Karavelitas® asi nada mas hay que tirarle fotos a la camiseta pa recordarse del nombre del blog (Wil, hablamos luego de mi camiseta gratis por la payola). A los que se me quedaron, echenle la culpa al brugal.

Na mi gente, se bebio un paketón, se gozó muchisimo y lo importante, compartimos e hicimos nuevas amistades. Recibí dos mensajes a mi celular dese NY, el primero fué de Odanis para ver en que estabamos y el segundo de Alex Pérez que no me llamó porque estaban demasiado ocupados bebiendo y bailando en el Thanks Blogging Party de NY.. (es mentira, hacia mucho ruido en el sitio, jejeje). Intenté devolverles pero pero mi celular presentó de repente unos problemas administrativos que afectaban la señal (se me habian agotado los minutos, no salian llamadas).